“Los Miserables” conquista y llena en Santander en la noche de estreno

5664164wLas aventuras y desventuras de Jean Valjean, su permanente huida del inspector Javert, los amores de Cosette y Marius y las revueltas parisinas han sumergido al público del musical “Los Miserables” en la Francia del siglo XIX, merced a un montaje y a una caracterización a la altura de un estreno.El escenario cántabro del Palacio de Festivales ha acogido esta noche con entusiasmo la puesta de largo de esta gran producción, que ha cosechado una importante entrada.

De hecho, las expectativas de taquilla se han cubierto con creces en Santander (en la tarde anterior al estreno la organización esperaba llenar) y las funciones, una docena hasta el 27 de octubre en esta ciudad, están teniendo una buena aceptación por parte del público.

La Sala Argenta del Palacio de Festivales contaba hoy con alrededor de 1.300 localidades que casi han ocupado por completo unos espectadores que no han escatimado aplausos durante la función y que, después de unas tres horas, a la caída del telón, han despedido al elenco con vítores.

No han decepcionado al público de Santander el montaje ni los intérpretes de esta versión de “Los Miserables”, con la que el musical celebró su 25 aniversario y estuvo en cartel en Madrid y en Barcelona.

Los decorados lóbregos y la multitud de cambios en el escenario han recreado la cárcel y los burdeles, pasando por calles y cloacas parisinas, y también por las barricadas de la revolución.

Todo ello ha sido posible gracias a una trabajada escenografía, con la proyección de los dibujos originales que Víctor Hugo hizo para su novela, y a los cerca de 400 trajes completos acompañados de una treintena de pelucas.

No en vano esta producción lleva a cuestas un equipo de cinco profesionales en sastrería, a los que se sumarán otros cinco en cada parada de la gira, y tres personas para peluquería.

El argentino Nicolás Martinelli, reclutado en un casting que llegó hasta América, se ha ganado al público y ha sido vitoreado por los espectadores en la piel de un incombustible Jean Valjean.

Martinelli ha cumplido, por ejemplo, en su interpretación de “Sálvalo”, cuando rescata a Marius, uno de los momentos claves de este musical.

Pero Javert no ha desmerecido e Ignasi Vidal, que hace tres años ya encarnó al oponente de Valjean, ha rematado con otros platos fuertes: la pieza “Estrellas” y el suicidio del inspector, simulando el ahogamiento.

La madrileña Elena Medina (Fantine) también ha despertado aplausos con “Soñé una vida”, y además ha habido atisbos de humor, por ejemplo con los Thénardier y en la boda de Cosette y Marius.

Destaca el trabajo de los catorce músicos que han dado vida a la partitura de Schönberg y Boublil, con el director, compositor y pianista malagueño Arturo Díez Boscovich al frente.

Todo ello ha servido para hilvanar una historia cantada de sueños rotos, valores, amor y desamor, el relato de una época histórica en Francia, a través de la vida de Valjean, que esta noche ha levantado de sus butacas al público de una repleta Sala Argenta.

“Los Miserables” ha sido saludada en Santander con entusiastas aplausos, un buen punto de partida ante la maratón que llevará esta producción por una veintena de ciudades españolas en una gira prevista, en principio, hasta diciembre de 2014.

 

ONDA3.COM/Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *