Los nueve pueblos de Aezkoa participan todos los años por primavera en la romería a la Virgen de Orreaga, en la vecina Orreaga-Roncesvalles. La comitiva es de lo más variopinta, con cruceros, mujeres enlutadas, niños con flores y los alcaldes y varias jóvenes ataviados con el traje típico del valle.

Será una de las cuestiones, entre un largo listado, que quiere tratar en la reunión prevista con la ministra de Fomento, el próximo lunes. entre la presentación de un estudio sobre el corredor mediterráneo y la visita a las obras de un espigón en el puerto, Barberá quiere conversar con Pastor sobre las inversiones públicas y proyectos que más necesita la ciudad.Reconoció que es un mal momento para estos planteamientos, en plena crisis económica y donde el Ejecutivo de Rajoy tiene como único propósito la contención del gasto corriente y la congelación de las inversiones. Aún así, estimó que será una buena oportunidad para que la ministra conozca el litoral de Valencia, el contexto donde debe desarrollarse la recuperación de la marina Juan Carlos I como una potente área comercial y de ocio.

Además de este conocimiento directo, comentó que «aspiro a más, a retomar la primera idea de mi Gobierno», en referencia a las viviendas. Antes del concurso de ideas para la marina, finalmente ganado al alimón por el arquitecto francés Jean Nouvel y el despacho alemán GMP, reservar suelo portuario para pisos fue un verdadero caballo de batalla, el origen de buena parte de las malas relaciones entre el Ayuntamiento y el Gobierno socialista.

El acuerdo al que se llegó al final fue destinar dos zonas en una segunda fase, fuera de la dársena interior y la marina, para el desarrollo de una segunda fase. Se trata de un muelle de contenedores en la parte norte y los astilleros de Unión Naval, junto al puente de Nazaret, pertenecientes a la familia Boluda. La mayoría de arquitectos, como recordó Barberá, apostaron por incluir viviendas en esas zonas en sus planteamientos, al igual que había hecho antes Nouvel con su propuesta llamada Valencia Litoral.

La alcaldesa reiteró que pretende una edificaciones «bajas», recordando el argumento de un paisaje que no supere en ningún caso la altura de los contenedores actuales. Con este equipamiento, el propósito es hacer de la marina una zona más apetecible para la actividad comercial y el alquiler de amarres de embaraciones de recreo.

De momento, la prioridad es el alquiler de las bases construidas para la Copa América, así como los restaurantes de la marina sur, ahora en plena construcción y con la previsión de que abra el primero en junio. La Conselleria de Infraestructuras acomete la inversión para compensar los que fueron derribados durante las obras del circuito de Fórmula 1 en 2008.

Uno de los problemas es el plazo tan corto de concesión fijado por el Consorcio Valencia 2007, la entidad que gestiona la marina. Cinco años no son suficientes para amortizar la inversión necesaria para acondicionar los locales. Hasta que no se constituya el nuevo consejo del Consorcio, pendiente del nombramiento de los miembros del Gobierno, no cambiará esto.

Esa es la razón de que la decisión pase porque no salgan los pliegos de condiciones del concurso hasta que se acaben los nuevos restaurantes. Es posible que en ese periodo de tiempo, puedan cambiarse los plazos de alquiler gracias a un pacto entre las administraciones socias en el proyecto.

De momento, el arrendamiento de las bases se cuenta por fracasos, con la excepción de la antigua estación marítima, que será acondicionada por la unión temporal de varias empresas como un centro de recepción de cruceristas.

Hasta que se abra el nuevo muelle de cruceros, más cerca de las transversales, muchas de las embarcaciones, en especial las de gran calado, deben amarrar en zonas alejadas del casco urbano, con la incomodidad que eso supone para el transporte a la ciudad.

En las cercanías del puerto, otra de las iniciativas que planteará Barberá a la ministra será acelerar en la medida de lo posible la reparcelación del nuevo barrio del Grao y del Parque Central, donde la empresa estatal Adif tiene numerosas propiedades.

En la primera zona, los terrenos están ocupados en parte por el trazado del circuito de Fórmula 1 y en Navidad por la feria de atracciones. El Ayuntamiento gestiona el plan urbanístico, en un barrio que se quiere hacer modelo para futuras actuaciones en la ciudad.

El planeamiento, obra del arquitecto valenciano José María Tomás, supone además la primera fase del concurso de ideas celebrado en la Copa América. A falta de un acuerdo sobre la dársena y por los litigios que retrasaron la segunda edición de las regatas hasta prácticamente acabar con la zona, el gobierno municipal decidió empezar por los solares donde tenía competencias.

La alcaldesa tambien se refirió a esta circunstancia, la cesión de la dársena por parte de la Autoridad Portuarua, un proceso que se alarga desde hace años. A pesar de la complejidad administrativa, con concesiones afectadas y derechos ajenos al Puerto, Barberá consideró que ya es hora de que la ciudad reciba de una vez los espacios donde se disputó la Copa América hace ya cinco años.
VLCRADIO | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *