Los sistemas de baja dosis potencian el estudio avanzado del colon

IMG_5507b
ES+ACTUAL.REDACCION.- La curación de una enfermedad puede depender de lo certero de su diagnóstico. Pese a ser conocida la extremada sensibilidad de los sistemas electrónicos y su continua renovación, la evidencia parece transmitir lo contrario en la aplicación clínica diagnóstica.

El sector de la tecnología sanitaria lo advierte: la antigüedad de los equipos de diagnóstico, monitorización y terapia de los hospitales españoles contraviene la normativa europea. El comité de coordinación europeo del ramo (Cocir), señala que la tecnología sanitaria con más de 10 años no debe superar el 10 % de los equipos. En España, en cambio, la cifra de aparatos obsoletos alcanza el 28 %, según el informe de la Federación Española de Empresas de Tecnologías Sanitarias (Fenin).

De los datos de Fenin cabría extraer que los años de recesión han desactivado la inversión. No obstante, y contradiciendo la aparente lógica, la inversión local en tecnología ha sido boyante. La Asociación Sevillana de Hospitales Privados valoró en un comunicado la “cuantiosa inversión en modernización y renovación tecnológica” llevada a cabo durante los últimos cinco años en los hospitales privados sevillanos. En el primer puesto del escalafón, los 90 millones invertidos por el Hospital Nisa.

La inversión en tecnología no sólo redunda en la salud de los pacientes o en la economía del sistema; la investigación y la innovación también se ven favorecidas. Como ejemplo, una de las últimas adquisiciones del Hospital Nisa: el V-CT 64, un escáner de baja dosis que posibilita el estudio virtual del colon y de sus posibles patologías. El director del Servicio de Radiología del Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe, Paolo Gemelli, lo incluye en una larga lista de ventajas: “La adquisición de este sistema de baja dosis significa un importante salto cualitativo, permitiéndose la aplicación de un amplio abanico de técnicas que aportan mayor fiabilidad y rapidez en los diagnósticos aplicando entre un 30 y un 70 % menos de radiación al paciente”, ha afirmado.

Beneficios de la inversión en la salud
La baja dosis de radiación se antoja cuestión esencial cuando se trata de pacientes pediátricos u oncológicos. “Los niños son más sensibles a los efectos de la radiación X”, ha informado Gemelli, radiólogo del Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe, que también ha querido subrayar la posibilidad de desarrollar el diagnóstico de arteriopatía coronaria, dada “la disminución drástica de la dosis” de estos aparatos.

Dispositivos de resonancia magnética de alta gama, equipos útiles en la radiología vascular e intervencionista, un ecógrafo de alta gama o un mamógrafo digital son otras adquisiciones del grupo Nisa en 2013. El resultado, una mayor eficiencia del diagnóstico. “La apuesta por la tecnología es apuesta por el paciente y por el profesional”, declara Gemelli, de lo contrario, “el retraso o la inexistencia de los diagnósticos procurados por la los sistemas tecnológicos restan salud, incrementan el tiempo del proceso y, por tanto, aumentan el cos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *