Los trabajadores de la EMT-Valencia reafirman un preacuerdo

El concejal de Circulación y Transportes y responsable de la EMT, Alfonso Novo, ha afirmado en rueda de prensa que con el refrendo por parte de la mayoría de los trabajadores de la empresa al preacuerdo que evitará que nadie sea despedido, “no se trata de pasar un bache, sino de darle a la EMT viabilidad futura”.

Alfonso Novo ha comparecido junto al jefe de Recursos Humanos, Andrés Bernabé, para dar cuenta de los pormenores de un acuerdo histórico que llega “tras cinco meses de difíciles negociaciones” y que los trabajadores han respaldado en un porcentaje del 67’5 por ciento de los votos emitidos. Fueron 1.267 los trabajadores que votaron, de los que 854 lo hicieron afirmativamente, hubo 23 votos en blanco, 5 nulos y el resto contrarios a este preacuerdo que supone una reducción del 8’66 por ciento en el salario de los empleados de la EMT durante el año 2012. A cambio no habrá ERE y nadie será despedido.

De este porcentaje, más del 7 por ciento es fruto de la aplicación del Real Decreto del Gobierno, mientras que el 1’52 restante corresponde a la desaparición de la nómina de la denominada prima de adaptación al euro. “No queríamos que ninguna persona dejara de trabajar en la EMT”, ha afirmado Alfonso Novo después de un proceso negociador que ha calificado como complicado y duro, “pero con un resultado francamente positivo para el Ayuntamiento y para los trabajadores”.

Posteriormente ha recordado que la aportación presupuestaria del Ayuntamiento a la EMT está fijada para el año 2012 en 55, 5 millones de euros, frente a los 65 millones del año anterior, lo que ha llevado a un ajuste presupuestario por un importe de más de 9 millones de euros que se obtienen por distintos conceptos como la congelación de la antigüedad, la reducción de horas sindicales, el cierre de dos oficinas (una de recaudación y otra dedicada a actividades socio-culturales de los trabajadores), reducción de 6 a 3 de los días de libre disposición y otros costes empresariales que van a permitir ahorrar –según Alfonso Novo- 9 millones de euros en 2012 y 10 millones de euros en 2013.

QUE SIGA SIENDO PÚBLICA

Se ha referido Novo a la actual situación económica en la que hay “muy pocas empresas que no hayan tenido algún ajuste salarial, que no hayan despedido trabajadores, que no se hayan visto afectadas por un ERE o incluso hayan tenido que cerrar”, una circunstancia que da mayor relevancia al logro de este acuerdo “en una empresa importante de transporte que pretendemos que siga siendo pública, porque también en eso se han vertido muchas mentiras”. En este sentido el responsable de la EMT ha hecho una alusión a quienes han dicho en los últimos meses que lo que pretendía el Ayuntamiento era “rebajar los salarios para, después, prácticamente regalarla. No hay ninguna intención ni de privatizar ni de vender”.

En el preacuerdo que acaba con el riesgo de un expediente de regulación de empleo que hubiera supuesto el despido de 209 trabajadores de la EMT, se analizan todos y cada uno de los conceptos salariales de una empresa que en el año 2011 mejoró su servicio al aumentar su velocidad comercial en un 3 por ciento y el número de Kilómetros recorridos por su flota de autobuses en más de 50.0000. “Se trata de ajustar el coste de la empresa a la realidad presupuestaria del año 2012, pero al mismo tiempo garantizando el empleo a unos trabajadores a los que, por otra parte, en el año 2010 no se les redujo el sueldo como a los funcionarios”.

HASTA 2025

Ha destacado las peculiaridades de la EMT, “una empresa pública con un socio único que es el Ayuntamiento”, y ha insistido varias veces en que no se trata de un acuerdo provisional con el que “cubrir 2012 y llegar hasta 2013”, sino de un acuerdo para garantizar el futuro de una empresa que, según se firmó en el año 1986, al transformarse en EMT la antigua SALTUV, se extinguiría en el año 2014, mientras que con el resultado ahora alcanzado esa fecha de vigencia de la sociedad anónima se prolonga hasta 2025.

Otro de los aspectos a los que ha hecho alusión se refiere a que los trabajadores mayores de 61 años podrán percibir el 75 por ciento sueldo trabajando el 25 por ciento del tiempo durante 4 años, hasta cumplir los 65.

“A partir de aquí se abre una nueva perspectiva para poder trabajar con normalidad ofreciéndoles a los ciudadanos un transporte público competitivo”, ha resaltado Alfonso Novo, quién más tarde ha asegurado que el acuerdo refrendado por la mayoría de los trabajadores está basado fundamentalmente en la solidaridad de quienes han optado “por respaldarlo para evitar que 200 personas tuvieran que abandonar la empresa”.

Otros de los aspectos sobre los que se sustenta –según Novo- son la responsabilidad para los valencianos, la seriedad de planteamientos “habida cuenta la situación económica actual” y el respeto a los trabajadores, a los que se garantiza la supervivencia de su empleo y su bienestar. “Pero también es un acuerdo basado en la proyección de futuro, en la viabilidad de la empresa para que siga dedicándose a transportar a los valencianos de un sitio a otro de la ciudad y lo haga en las mejores condiciones”.

ESMASACTUAL/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *