Connect
To Top

Lugares eucarísticos en la Diócesis valentina

Por Arturo Climent Bonafé. Canónigo de la Catedral de Valencia.

Junto al testimonio de tantas figuras de nuestra tierra se añaden hechos y tradiciones de hondo contenido eucarístico; quiero enumerarles y manifestar mi respeto a la versión que se ha dado de ellos en cada lugar.

Llutxent y los Corporales.- Apenas liberada la ciudad de Valencia por el rey Jaume I, el ejército cristiano se preparaba para conquistar el Castillo de Chío oyendo la santa misa; hubo que interrumpirla después ya de la consagración por repentino ataque de los moros, el sacerdote guardó las formas en el corporal y lo escondió entre piedras y palmitos. Terminada la batalla y al ir a continuar la celebración, las seis formas estaban teñidas en sangre; milagrosamente fueron trasladadas a Daroca; era el 23 de febrero de 1239. En el lugar del hecho se levantó una capilla. Resulta emocionante contemplar aquel milagro eucarístico.

Alboraya y el Miracle dels Peixets.- En plena huerta valenciana en 1348, cuando el párroco de Alboraya venía de administrar el viático a un enfermo, al intentar vadear el barranco del Carraixet, se le cayó al agua la arquilla con las sagradas Formas. Una tradición asegura que en la desembocadura del torrente pudo contemplarse cómo unos peces habían salvado el Santísimo Sacramento, que depositaron en un cáliz cuando lo presentó el sacerdote. Dos ermitas recuerdan el “Miracle dels peixets “: en el lugar de la caída una, y otra en el del hallazgo. La arquilla se guarda en Almássera y el cáliz en Alboraya. La semana pasada Alboraya celebra la fiesta dedicada a este Milagro.

Silla y el Tarroncheret.- Casi en nuestros días, el 25 de marzo de 1907, se advirtió que había desaparecido del Sagrario el copón con el Santísimo Sacramento. Dos días después fueron encontradas las sagradas Formas en un huerto de naranjos revueltas con la tierra. Su excelente estado de conservación motivó que, previo expediente hecho en la curia diocesana, se expusieron el año 1930 en una custodia, llamada “El Tarongeret“; ocultas nuevamente durante la guerra civil, volvieron a salvarse intactas e incorruptas. Hoy son veneradas en Silla y sacadas en procesión el día del Corpus.

Fue Valencia de las primeras ciudades que en España adoptaron la festividad del Corpus Christi y la solemnizaron, inicialmente en el interior de los templos y, a partir de 1355, con procesión pública, siendo obispo de Valencia Hugo de Fenollet; llegó a ser la fiesta más importante del año. Los “comulgares de impedidos “en la festa de sant Vicent Ferrer, los cortejos públicos para acompañar al Sacramento a los domicilios de enfermos, fueron manifestaciones llenas de amor a Cristo y que entraron profundamente en las tierras valencianas, en muchos de nuestros pueblos.

Hay que tener en cuenta la presencia del Santo Cáliz de la Cena en Valencia desde 1437 por cesión del rey Alfonso V de Aragón y III de Valencia. La capilla del Santo Cáliz en la Catedral es hogar eucarístico para todos los valencianos que consideramos un honor y una gracia divina tener en la catedral el santo Cáliz de la Última Cena.

Gran número de asociaciones eucarísticas van naciendo en la Iglesia de Valencia desde 1508. Las Cuarenta Horas entran en España a través de Valencia en 1626. La Adoración continua al Santísimo, la primera en España, se establece en la Catedral por el arzobispo Tomás de Rocabertí en 1697 y luego rotativamente recorre toda la ciudad durante el año. En 1880 nace el Centro Eucarístico que dio vida a varias instituciones, entre ellas a la Adoración Nocturna, siendo Valencia la primera en España.

Los cuarenta y dos años de intenso pontificado de San Juan de Ribera influyeron para que en cada iglesia o junto a ella, se dedicase una capilla al Santísimo Sacramento, como ya queda dicho.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Columnistas

  • Martirio de san Pablo

    Todos los historiadores coinciden en colocar el martirio de san Pablo en el año 67, tres años después del martirio de...

    Arturo Climent Bonafé18 junio, 2018
  • Un pueblo en busca de un libertador

    Por José Aparicio Pérez. Académico de la RACV. Doctor en Arqueologia UV-Estudi General. El Pueblo Valenciano se siente acosado, insultado, despojado,...

    José Aparicio Pérez7 junio, 2018
  • Debate: las cosas y sus nombres

    Por Mariano Arnal. Columnista. Una de las piezas fundamentales de la democracia es la confrontación de ideas por todos los medios,...

    Redaccion26 mayo, 2018
  • El Barranco del Buitre

    Por José Aparicio Pérez. Doctor en Arqueología UV. Catedrático de la RACV.  Su nombre es muy sugestivo y atrayente, quizá sugerido...

    José Aparicio Pérez4 mayo, 2018
  • La Gran Manzana siempre contigo

    Por Jessie Ramirez. Productor Manager. Nueva York-USA. Hola mi gente. Saludos desde la ciudad que nunca duerme. Comments comments

    Jessie Ramírez17 abril, 2018