Marcos J. Lacruz: “el Real Decreto de Autoconsumo es un desesperado intento por frenar la libertad de los consumidores”

El impacto en la Comunitat Valenciana limitará a un sector que podría generar un impacto de 250 millones anuales

El Consejo de Ministros aprobó ayer, viernes, el Real Decreto sobre autoconsumo eléctrico estableciendo, entre otras polémicas medidas, el pago de impuestos a la instalación y generación. El conocido como “impuesto al sol” ha generado un rechazo unánime entre el sector y los consumidores.

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN), Marcos J. Lacruz, ha asegurado que se trata de un “intento desesperado por frenar la libertad de los consumidores de producir su propia energía”, y ha añadido que lo que debería ser una buena noticia por tener al fin un marco regulatorio “busca sólo beneficiar a las grandes eléctricas”.

real decreto autoconsumo electrico

El presidente de AVAESEN ha añadido que el real decreto “contempla una serie de gravámenes que desincentivan la instalación de unidades de autoconsumo, multiplicando hasta por cinco los períodos de retorno de las instalaciones”, lo que en la práctica supone “culpabilizar a los autoconsumidores, a quienes se les reprocha el no contribuir a los costes del sistema”. Afirma, además, que “este Decreto va en contra de lo legislado en cualquier país del mundo y de las directivas de la Unión Europea por la desincentivación del uso de baterías, imposibilidad de compartir instalaciones y la imposibilidad de compensar excedentes mediante un balance neto”

En un informe presentado a la Conselleria de Economía Sostenible en Agosto, desde AVAESEN se estimaba que una legislación como la que reclama el sector generaría 250 millones de euros de impacto económico anual en la Comunitat Valenciana y cientos de puestos de trabajo.

AVAESEN ha solicitado ya una reunión de urgencia con la administración autonómica y nacional para exponer de nuevo la situación en que queda el sector energético, y trabajar en las posibles alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *