Margallo espera que Egipto use su influencia para convencer a Irán de la necesidad de resolver contencioso nuclear

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha subrayado este lunes que espera que Egipto utilice su influencia para convencer a Irán de la necesidad de “arreglar” el contencioso nuclear iraní con la comunidad internacional y ha descartado que el embargo al crudo iraní pactado por los Veintisiete el pasado mes de enero y que comenzará a aplicarse de forma plena el 1 de julio afecte negativamente a España en términos económicos.

Aunque ha reconocido que el cambio de las relaciones entre Irán y Egipto tras la elección de nuevo presidente en Egipto, el candidato islamista de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, está “por definir”, Margallo ha confiado en que el nuevo Egipto “pueda ayudar a convencer a Irán” de la necesidad de resolver el contencioso nuclear y aproveche “el cambio de clima con Irán para ayudar a la comunidad internacional a que abandone las posturas que ha venido manteniendo”., El objetivo es que “podamos regresar todos a la normalidad con el régimen de Irán”.

El jefe de la diplomacia española ha felicitado al nuevo presidente egipcio por su victoria en las urnas en unas elecciones “pacíficas”, ha subrayado su esperanza de que la transición en marcha sea “pacífica” y “ordenada” y culmine con la aprobación de una nueva Constitución y ha confiado en que el nuevo Gobierno “respete sus compromisos” respecto a los tratados internacionales formados por Gobiernos anteriores, en clara alusión al acuerdo de paz entre Egipto e Israel.

Margallo ha recalcado la preocupación de los Veintisiete por la reciente disolución del Parlamento y el decreto de la junta militar egipcia que le devuelve “exorbitantes” poderes al Ejército para practicar detenciones y arrestos y ha saludado la disposición de la UE de apoyar económicamente a Egipto para “acompañar” el proceso democrático, tras advertir de que “el caldo de cultivo de los extremismos” es precisamente “la pobreza”.

Después de que los Veintisiete hayan confirmado este lunes que mantienen el embargo al crudo iraní a partir del 1 de julio, cuando termina el periodo de gracia de seis meses para que los países más dependientes del crudo iraní –Grecia, España e Italia– pudiesen buscar proveedores alternativos, el jefe de la diplomacia española ha confirmado que España ya ha reducido sus importaciones de crudo y ha descartado consecuencias económicas negativas por el embargo.

“No creo que tengamos consecuencias económicas”, ha insistido Margallo en rueda de prensa tras recordar que España ya ha reducido sus importaciones de crudo iraní y las ha “sustituido con otras fuentes”. “Grecia tendrá que buscar fuentes de aprovisionamiento”, ha admitido el jefe de la diplomacia española.
NO BUSCAN CAMBIO DE RÉGIMEN

Margallo ha asegurado que la “política de sanciones reforzada” de la UE contra Irán, “a diferencia de lo que ocurre en Siria”, no busca “un cambio de régimen” en el país sino que éste acepte negociar una solución para su polémico programa nuclear y ha asegurado que los Veintisiete han constatado que la “caída de precio del petróleo” actual está haciendo que las sanciones sean “más” eficaces “que en el pasado” contra Irán.

Margallo ha defendido que en el caso de Siria “las sanciones deben reforzarse” y ha subrayado la importancia de que otros países terceros “se sumen” a las sanciones aplicadas por la UE contra el régimen de Bashar al Assad.

ESMASACTUAL/Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *