Mas progres que los progres

Nos llega a la redacción una invitación, para un evento, que nos ha parecido sorprendente. Al menos, por la institución que lo acoge.

En el próximo fin de semana, se va a celebrar un evento, calificado por los organizadores de “terapeútico”, en un espacio como es Feria Valencia. Al parecer, una de las instituciones de más prestigio en la sociedad valenciana, se sube al carro de la progresía, formando alianzas para la promoción del “cannabis o marihuana”. Sorprendente. Estamos en una cruzada constante, en contra de los efectos nocivos del cannabis, y ahora damos el placet, para celebrar un evento, que bajo el paraguas de lo “terapéutico”, se nos presenta, como la panacea para solucionar el cáncer o el estress. Curioso. Se nota que probablemente, no hayan consumido ésta substancia alucinógena, que nos puede transportar a paraísos soñados, en los que el desenfreno, es una causa común entre los consumidores. ¿Me pueden decir, para que sirven, instituciones como el Proyecto Hombre o la Dirección General de Lucha contra la drogadicción? Y ¿qué visos de legalidad tiene celebrar un evento de estas características? ¡Ah bueno! Es que goza de la protección del gobierno de la Feria. ¡Caramba! Que progres nos hemos vuelto. Hasta hace unos años, éramos totalmente contrarios al consumo de drogas. Y ahora, ¿qué nos está ocurriendo? Probablemente sea la excusa, para hacer que no veamos con tanta claridad la grave crisis económica, en la que nos encontramos. Y ojo, que nadie nos diga que toda la culpa la tiene el gobierno socialista del señor Rodriguez-Zapatero. Tiene su parte, pero, ¿Quién gobernaba en la Comunidad Valenciana durante el gobierno socialista? ¿No podíamos haber gestionado mejor el dinero de los valencianos y no entregarlo a los amigos del poder para callar boquitas? Somos la Comunidad más endeudada. Un buen político, se distingue por ser un gestor audaz, a favor del dinero de sus contribuyentes. La sagacidad, es una cualidad de la que adolece el centro-derecha. Y si nos ponemos a llenarnos los bolsillos, ¡caramba! Aprendamos a hacerlo, como lo ponen en práctica otros sectores ideológicos. Pero bueno, dejemos que se celebren eventos como la Feria del cannabis terapéutico, que no es más que la reunión de un grupo de consumidores que a saber si de verdad saben lo que es un “porro” o los efectos maliciosos que produce en la salud. ¡Que bien vamos!

1 comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *