Mendetz, en la sala Wah Wah

Mebdetz nació en 2003 en Barcelona. Un grupo de amigos con gustos musicales bastante parecidos que disfrutan como niños en su estudio probando y jugando con sus aparatos. Se definen como artesanos de lo robótico. Les gusta encontrar y exprimir al máximo el lado humano de la electrónica.

Se acercan a la sala para seguir haciendo gala de su último álbum, “Silly Symphonies”. Después de sacar sus Casio del trastero y presentarse al mundo con aquel debut homónimo y esperanzador, “Mendetz” (Sinnamon, 06), y adentrarse luego en el sinfín de paisajes eléctricos de “Souvenir” (Sinnamon – Music Bus, 09), los Mendetz de esta nueva década realizan un ejercicio de introspección orientado al rock electrizado y al pop luminiscente. La trayectoria de “Silly Symphonies” se describe como el avance de una flecha, donde cada canción vuela a través del eje melódico que dibuja una voz imperiosa, más un afilado riff de guitarra o sintetizador.

Abriendo estarán los valencianos Pendeltons que recogen influencias de su tiempo y ofrece una lectura que no deja indiferente. Singular voz y una amalgama de instrumentación que va de las cuerdas a los sintetizadores, pero todo demostrando un cuidado sentido de la proporción que va de los The Cure a la nueva ola actual con nombres como White Stripes, Kaiser Chiefs, Electric Six o We Are Standard. Tan oscuros como luminosos, su directo es de los que prometen.

ESMASACTUAL/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *