Mercados de Navidad en Alemania

Después de que los barriles de cerveza se han vaciado en Oktoberfest y la temporada se vuelve oscura y fría, Alemania tiene la forma perfecta de mantenerle cálido: los mercados navideños. Surgen por todo el país desde el primer día del Adviento a fines de noviembre y son algo que hay que visitar.

Cada ciudad, cada pueblo y pequeña aldea en Alemania transforma su plaza principal, por lo general ubicada cerca de la estación central de trenes, en una mágica tierra de invierno con puestos de madera bellamente decorados que venden de todo, desde vino caliente con azúcar y especias hasta galletas de jengibre o adornos navideños y juguetes tradicionales hechos a mano. Con calesitas, pirámides navideñas, pesebres vivientes, ¡hay mucho para ver y disfrutar! Las vistas, los aromas y los sonidos, todo habla de la llegada de la Navidad, y sin dudas se encontrará tarareando villancicos junto con los cantores.

Con los mercados navideños en todas partes, el desafío es elegir el que le gustaría visitar. Para facilitarle un poco la elección, hemos seleccionado algunos de los más grandes, más famosos, más románticos y más pintorescos.

Mercadillo de Navidad en Francfort

El mercadillo de navidad, con su número de visitantes y su tamaño, es uno de los mercadillos más importantes de Alemania. Dejense llevar por la magia del mercadillo de navidad durante el tiempo del adviento en Alemania. Con sus colores y su ambiente navideño y un arbol de navidad gigante todo iluminado, el mercadillo de navidad en el centro del casco antiguo, se convierte en uno de los más bonitos. Lugar: Centro histórico de francfort “Römerberg”, “Paulsplatz” y “Mainkai”

Mercadillo de Navidad de Nuremberg

El muy famoso mercado navideño de Nuremberg es abierto por su propio Ángel de Navidad cada año. El Ángel recita el solemne prólogo de la iglesia de Nuestra Señora. Otras actividades destacadas son la procesión con linternas al castillo de Nuremberg el 8 de diciembre, viajes de ida y vuelta en el histórico coche de correo y una ciudad de ensueños especialmente creada para los niños.

Cascanueces en Dresden

El mercado navideño más antiguo de Alemania data del año 1434 y tradicionalmente se le conoce como Striezelmarkt. Su nombre deriva de Hefestriezel, una dulzura que siglos después se empezó a conocer como “Dresden Christollen” (Torta alemana de Navidad). En el centro del mercado navideño de Dresden encontrará una enorme pirámide navideña, un carrusel de madera de 45 pies de altura con ángeles y un pesebre de tamaño real y el cascanueces, el juguete de madera más representativo, más grande del mundo. El mercado de Dresden es el mejor lugar para comprar estos y otros juguetes de madera tradicionales.

Rotenbourg

En Rothenburg ob der Tauer, hogar del Museo navideño alemán, es Navidad todo el año. Así que no se sorprenderá de saber que además cuenta con uno de los mercados navideños más románticos. Con algunas de las muestras más impresionantes de arquitectura medieval de fondo, el mercado de Rothenburg no tiene nada que envidiarle a un cuento de hadas.

Una serie de tradiciones para ir preparando la llegada del Hijo de Dios. Preparemos con ilusión éste gran acontecimiento.

ESMASACTUAL|Manuel J. Ibáñez|Fotos:Turismo de Alemania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *