Monseñor Osoro bendice el Belén de la Catedral y recuerda que simboliza “la mayor revolución, que es acoger a Dios en nuestra vida”

1_belen-int1
El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, aseguró anoche durante la bendición del belén monumental de la Catedral de Valencia que “lo más grande, revolucionario y radical para un ser humano y para la Historia es acoger a Dios en nuestra vida” porque entonces “la vida se formula de forma distinta, amando a los demás sin condiciones, en la entrega y el servicio, en la adhesión a toda persona y en ver las necesidades que tienen los otros”.

Antes de bendecir el belén de la Seo, que este año mide 70 metros cuadrados e incluye más de 425 figuras, el Arzobispo expresó su deseo de “ser capaces de ayudar a que todos los niños abran el corazón a Dios porque Dios hace un corazón nuevo cuando lo acogemos” y afirmó que el belén “es un recuerdo que nos invita a acoger a Dios en nuestro corazón”.

Por último, monseñor Carlos Osoro dijo que “esta revolución es siempre necesaria pero, quizá, hoy tenemos más datos para descubrir que la revolución que se organiza cuando Dios entra en la vida del hombre es urgente”.

Asimismo, en la inauguración del belén estuvieron presentes la alcaldesa de Valencia Rita Barberá, la rectora de la universidad CEU Cardenal Herrera, Rosa Visiedo, y el rector de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, José Alfredo Peris, y participó el coro de la congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

El belén, que está ubicado en el interior de la capilla de San Luis Obispo de la Catedral y se prolonga a lo largo del lado izquierdo de la nave central hasta la capilla de San Vicente Mártir, está compuesto por 18 módulos de dos metros de largo por 1,20 de ancho, según el belenista Pedro Ródenas, organizador del conjunto artístico. “El montaje ha durado tres días y su preparación más de seis meses”, ha explicado Ródenas, empleado de la fábrica de locomotoras Vossloh, de Albuixech, que dedicó a ello su tiempo libre en ese periodo.

El conjunto representa los pasajes bíblicos de la Anunciación a María, la carpintería de José, el edicto de Herodes, el empadronamiento, la búsqueda de posada, la escena del nacimiento, colocada de manera que mira directamente hacia el altar de la Seo, la Anunciación a los pastores, la caravana de los Reyes Magos y la huída a Egipto. Estas nueve escenas están dispuestas cronológicamente “para que las personas que lo visiten puedan entender cómo se desarrollaron los hechos”, ha añadido.

Las figuras realizadas por los artesanos José Luis Mayo y Daniel Alcántara tienen unas medidas que oscilan entre los 24 y los 11 centímetros mientras que las imágenes de los Reyes Magos realizadas por Daniel Alcántara para este belén tienen una altura de 28 centímetros que junto a las figuras de los camellos alcanzan los 55 centímetros.

Además, el belén incluye más de 400 figuras de complementos, como vasijas o herramientas de los oficios, y todo el conjunto está iluminado con leds y bombillas “con una luz tenue ya que se quiere recrear el atardecer”, ha señalado el belenista.

El belén permanecerá abierto al público desde hoy, jueves, hasta el 6 de enero, en horario de 10 a 14 horas, y de 16 a 20 horas, de lunes a sábado y los domingos y festivos sólo se podrá visitar cuando no se celebre la eucaristía.

Más de 350.000 personas visitaron el pasado año el belén durante el mes que permaneció expuesto en el interior de la Catedral.

ESMASACTUAL/AVAN.Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *