Naranjas Torres apuesta en Fruit Attraction por la expansión internacional con nuevos productos

La empresa familiar Naranjas Torres redefine su estrategia global y, tras 50 años de consolidación en el mercado nacional, apuesta de forma decidida por la expansión internacional, siempre bajo la premisa que le caracteriza: la calidad.

Nave-Nueva-de-Naranjas-Torres

En este sentido, la firma aprovechará del próximo miércoles 16 al viernes 18 su presencia en Fruit Attraction (stand 7C02, pabellón 7), certamen internacional referente del sector, para dar a conocer la proyección de su nueva línea de productos y el enfoque exterior que llevará aparejada.

«Una vez hechos los deberes con éxito durante tantos años en España, nos toca salir fuera y brindar la calidad de Naranjas Torres a los mercados internacionales». Con esta declaración de intenciones comienza Naranjas Torres la temporada citrícola, tal y como afirman desde la dirección fuentes de la compañía antes de la celebración del salón del sector en Madrid.

La empresa quiere que en el exterior conozcan también el concepto del «buen comer», que tradicionalmente siempre ha sido la principal seña de identidad de las naranjas de la firma asentada en Almenara.

Precisamente, Naranjas Torres ya exprimió en 2012 su presencia en Fruit Attraction mediante acuerdos comerciales con empresas danesas o francesas, entre otras. Dichos acuerdos se plasmaron coincidiendo con este salón internacional de referencia para el sector hortofrutícola, donde la compañía planteó como estrategia de expansión prioritaria para la edición de este año consolidar su apertura exterior, que también incluye retomar el contacto con mercados como el de EEUU y Canadá o «conquistar otros más desconocidos como el ruso», indican las mismas fuentes.

Mercado nacional y oferta de fruta

La estrategia de expansión no olvida el mercado nacional, ya que la firma quiere ampliar este año la cobertura que tiene actualmente con sus delegaciones en Zaragoza, Barcelona Madrid y Bilbao para llegar a comunidades en las que todavía no había tenido una presencia activa, como la andaluza.

Asimismo, Naranjas Torres, que produce unos 30 millones de kilos anuales de naranja y clementina, es consciente de que para ser competitivos en los mercados, internacionales y nacionales, «es necesario implementar una apuesta complementaria de productos que acompañen, bajo el mismo estándar de calidad, la oferta tradicional de fruta». De ahí que para dar ese salto al ámbito internacional y consolidarse a nivel nacional, la firma ya comercialice una línea ampliada de producto gourmet a partir de la calidad demandada en los mercados objetivo. En este sentido, el caqui es uno de los nuevos actores en la oferta de calidad que Naranjas Torres incluye en su apuesta internacional y que se suma a la también recién incorporada piña Torres, procedente de Costa Rica y distribuida en el territorio nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *