Naranjas Torres dedica un 20% de su producción a variedades gourmet

Las naranjas y las mandarinas de esta categoría, que responden al estándar de calidad que caracteriza a todo el género de la firma, presentan un valor añadido en el momento de su consumo | Actualmente se trabaja en el cultivo de una nueva clase que se introducirá en el mercado dentro de un par de años

Naranjas Torres produce ocho millones de kilos anuales de las consideradas variedades gourmet, lo cual representa un 20% de su volumen total. En concreto, se trata de la clase Powell en naranja, la cual se distingue por su baja acidez y por su elevado contenido en azúcares, así como de la Murcott y de la Orri en lo que a mandarinas se refiere, siendo ambas de equilibrado sabor y de bajo contenido en semillas.

Naranjas Torres variedades gourmet 02

Las variedades gourmet dejan un gusto en el paladar agradable y distinto, el cual hace que se quiera repetir una vez han sido probadas”, afirma Fernando González, el subdirector de compras de la empresa. Se trata, en definitiva, de frutos que marcan una diferencia en términos de excelencia en el momento de su consumición, lo cual se evidencia especialmente tanto por su “fácil pelado” como por su “buen comer”.

Aunque bien pueden desarrollarse en cualquier terreno que responda a las necesidades de los cítricos, Naranjas Torres trabaja los cultivos gourmet en el territorio de la Comunidad Valenciana y de Andalucía, principalmente. En palabras de Fernando González: “Se procede del mismo modo en el campo y en la cadena de producción con todas las variedades. Las gourmet sólo difieren en que son relativamente nuevas, en que su cantidad es más limitada y en su valor añadido al ser degustadas”.

Naranjas Torres variedades gourmet 01

Las tendencias gourmet vienen y van

Algunos factores, como el calibre de los frutos – el cual es de 3 para las naranjas y de 1X2 para las clementinas –, suelen mantenerse invariables. Sin embargo, el “juego de la producción”, como así lo define el subdirector de compras de la firma, hace que los productos a incluir en esta categoría gastrónoma se alteren periódicamente. “Las variedades van cambiando con el tiempo. Por ejemplo, la naranja Navelate ha dejado de ser considerada gourmet”, ilustra Fernando González.

La próxima revolución cítrica

De esta forma, Naranjas Torres está ahora trabajando en el cultivo de una nueva clase denominada M7. Importada de Australia y perteneciente al Club de Variedades Protegidas Vegetales Protegidas (CVVP), ésta es una mutación de navelina precoz, ya que madura unas tres semanas antes, la cual presenta una gran firmeza interna y externa, así como un característico sabor dulce. La idea es introducirla en el mercado dentro de dos años, cuando se espera que goce de una muy buena acogida debido a su singularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *