Navegando entre las islas del mar Egeo (I)

grecia1

ONDA3.COM|VIAJER@S.- Cuenta una vieja leyenda, que Dios cuando creo la tierra, al descansar el domingo para contemplar la inmensidad de su obra, apoyo su mano en la costa gallega y entre los surcos de sus dedos surgieron las famosas rías gallegas.  

Si algo de cierto tienen esas afirmaciones, aunque de leyenda se trate, no queda menos cierto que, al igual que reza en una canción de Charles Aznavour:  Dios, al crear el mundo,  la tierra y el hombre creó un pequeño paraíso natural y dijo “…ahí queda eso…” El nombre de ese pequeño paraíso terrestre ha cambiado una y otra vez a través del tiempo y de la historia pero hoy,  por todos conocidos, se llama GRECIA. Ante el encanto y la belleza del entorno, no es pues de extrañar que los Dioses paganos de la mitología labraran sus lares en esas idílicas islas griegas.

Conocer de cerca un país lleno de insospechado atractivo, lindando con países islámicos,  pero con religión distinta. Un país cercano al lugar dónde se perpetuó el cristianismo durante mil años después de la caída de Roma a manos de nuestro “compatriota” Alarico, a principios del siglo V.  Cerca también de la antigua Macedonia que vio nacer a Alejandro Magno, el más grande de los conquistadores de todos los tiempos, es de entrada un importante reclamo para cualquier persona a quien guste la historia, sienta curiosidad y vibraciones por lo desconocido, y aprecie en su justo valor lo que ha estudiado a lo largo de toda su juventud y cuyos conocimientos, hasta que lo palpa de cerca, se limitan a  los libros y gran profusión de láminas.

grecia3

Como quiera que, trastocando un poco los cánones del perfecto periodista, mis artículos, un tanto subjetivos y algo heterogéneos,  se centrarán siempre en vivencias, anécdotas, curiosidades, paralelismos, el imprescindible histórico, así como las costumbres del lugar visitado que es, a la postre, lo que interesa al turista medio actual; pues para profundizar, están los libros especializados; pero luego, y en la medida de lo posible, siempre se impone la visita a esos sacros lugares…

Y como muestra un botón: casi nadie ha oído hablar de Knossos (Cnosos) y menos del Rey Minos, muchos conocen Creta pero, eso sí, todo el mundo conoce la Leyenda del Minotauro…En infinidad de ocasiones el conocimiento de lo real nos llega a través del mito y el conocimiento total de esa realidad es lo que podríamos llamar, salvando las distancias, un estado de relativo y limitado Nirvana personal.

SANTORINI

Una historia de más de 3000 años, una serie de invasiones, la explosión de un volcán y la fragmentación de las tierras, pueblos sepultados durante 3500 años bajo toneladas de cenizas vieron la luz a mediados del s.XX gracias al profesor Marinâtos que rescató, además, importante material arqueológico. El vacío que provocó una de las explosiones del volcán cuya actividad sigue vigente aún en nuestros días, provocó un tsunami (maremoto) que destruyó la vecina Creta minoica.

Todavía, son muchos los eruditos que sitúan en este lugar, la mítica Atlántida…

grecia4

Hoy la antigua Thira de los dorios es un enclave de águilas. Un pueblo colgado en un acantilado a trescientos metros sobre el nivel del mar. El puente del buque se llena de gente para vislumbrar, ya desde muy lejos, un espejismo, un pueblo blanco ¡y que pueblo!. Un pueblo que parece adormilado sobre abruptas paredes volcánicas. El encalado de sus casas ilumina prácticamente toda la parte alta de la isla. A medida que el barco se va acercando, el pueblo parece estar más alto y nos damos cuenta que los pequeños salientes del acantilado están aprovechados por los lugareños para mil quehaceres, incluidas casas,  balcones y terrazas que parecen estar ahí desafiando la ley de la gravedad en un arriesgado equilibrio.

Como era de suponer no existe puerto, sólo un pequeño embarcadero dónde el barco no puede atracar por lo que pisamos tierras firme por medio de lanchas motoras que nos trasladan al mencionado embarcadero. Ahí, surge la polémica ¿como subir al soleado pueblo que vimos desde la lejanía? Existen tres posibilidades: andando, subiendo los 580 escalones de pequeña altura,  tipo grandes baldosas, a lomo de mula, o en teleférico. Personalmente, no me seducía ninguna de las tres por razones obvias. (cansancio, peligro y… más peligro por cuanto el teleférico sube casi en vertical.) Sin embargo optamos por esta última versión por reunir en conjunto las mejores condiciones a primera vista, para ganar tiempo, (deformación agónica del ciudadano de grandes ciudades) y porque una decisión había que tomar.

Confieso que nunca había oído hablar de Santorini, nombre impuesto por los venecianos en el siglo XIII en honor a su patrona Santa Irene siendo este nombre una exaltación de paz y concordia entre pueblos vencedores y vencidos (en el Santoral Onomástico nos aclaran que el nombre de Irene es una exaltación  de la Paz auténtica – no la del sometido, sino la del aliado). Ya en Madrid, comenté el viaje con un amigo conocedor de la zona y, lo primero que me preguntó si había visto Santorini. Tras una breve charla cuyo tema central era Grecia, me di cuenta que él también interpretaba a la perfección lo que era ese turismo integral del que hablaba J.M.Ïñigo.

grecia5

La única ciudad que me impactó de la misma manera que Santorini es Marváo en el Alentejo portugués, aunque la vida abierta que tiene de cara al mar y el turismo, no la tiene la pequeña joya-bastión portuguesa… pero sí otros encantos.

Otro de los grandes atractivos que posee Santorini aparte de sus vistas panorámicas, es el sinuoso trazado de sus calles delimitando cada baldosa con pintura blanca cuya visión de conjunto parece imitar un mosaico bizantino. Sus calles estrechas y sinuosas, (algunas con arcadas), siguen los suaves desniveles del terreno, y por todas partes abundan las cafeterías, las terrazas, las banderas griegas, las tiendas de souvenirs, no faltando por supuesto los lugares de culto. Preciosas capillas, iglesias, museos y la famosa catedral ortodoxa consagrada a la Ipapantí  (presentación de Jesús en el Templo, – levantada en 1827) dan una sensación de bienestar, de sosiego en ese lugar suspendido en el aire con alfileres; un collage a tamaño natural dónde por unos instantes pierdes la noción del tiempo, tu cabeza no piensa, y el viento es el encargado de dirigir tus pasos…

MIKONOS

Es la isla preferida de los turistas de todas las nacionalidades. Sus playas y su animada vida nocturna la convierten en una de las islas más populares y refinada de las Cícladas.

grecia6

Tratándose de una zona relativamente llana: el trazado de sus calles, estrechas y enmarañadas tenían por objeto frenar los vientos y protegerse de los ataques de los piratas. Esta misma circunstancia la convierte en la actualidad en uno de los lugares más concurrido y fotografiado de Grecia.

 

En este animada urbe se imponen dos visitas: ver al disecado pelícano Petros que fue mascota de la isla durante 29 años y ver el busto de la libertadora Mantó Mavrogéneus que venció a los turcos en la guerra de independencia a principios del s.XIX, emulando por su heroicidad y hazañas, a las legendarias Pucelle d´Orléans o Agustina de Aragón.

También tenemos en esta isla importantes museos como el Arqueológico, Etnográfico, Marítimo, etc. En cuanto a llegar, bordeando la playa, hasta la pequeña Venecia con sus balcones asomados al mar y ver las maravillosas puestas de sol desde las terrazas de cualquier bar situadas a apenas dos metros por encima del agua es un recuerdo que guardarás a vida.

grecia7

La fama de Mikonos reside  en sus playas, algunas de tipo familiar, otras de nudistas con camping, tabernas, discotecas – y otras como Super-Paradise frecuentada por homosexuales, todas con deportes acuáticos y a muy poca distancia las unas de las otras.

Dada la intensidad del viaje por las islas del mar Egeo, seguiré en otro artículo contando las maravillas de éste recorrido por un Mediterráneo, intenso, magnífico, sorprendente, calmoso y sobre todo de una belleza singular y especial. Un grato recuerdo para la retina de todos y cada uno que compartimos éste magnifico crucero. Un placer para todo turista y viajer@.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *