Nueva exposición de JARR en Pedralba

El Museo de Pedralba, dirigido por Vicente García, presenta a partir del 3 de mayo y durante todo el verano, el último trabajo del artista Juan Antonio Rodríguez Roca, JARR, «Mi Mundo Alpino», en el que explora los fundamentos de su condición de pintor a partir de la revisión de los mitos y leyendas del arte.

Con su serie Alpino, sin renunciar a su vocación crítica y disidente, inicia una etapa de madurez a partir de la elaboración iconográfica basada en el estudio de la pintura moderna, desde Velázquez a Damien Hirst. Como señala el comisario de la exposición, Alejandro Villar, su afán de investigación y su condición apropiacionista de imágenes y códigos de la cultura contemporánea se recrea ahora en el arte de los museos, para diagnosticarnos en clave simbólica una crónica de la realidad, intercalada con historias de su universo íntimo en un viaje autobiográfico.

Inocencio X de Velázquez, el Guernica de Picasso, la carne diseccionada de Bacon, las calaveras de Hirst, las flores de Warhol, o el bosque Alpino del Equipo Crónica le sirven a JARR para dar forma a su indagación sobre la historia y el ser. Su técnica mixta en soportes y procedimientos se reafirma ahora en los medios tradicionales del dibujo y la pintura descubriéndonos una pasión por el realismo y las imágenes Pop que aborda con una factura precisa, lejos de la gestualidad y expresionismos habituales en sus series precedentes. Y abierto a la novedad, los fondos de pan de oro se convierten en frondosos paisajes, que nos remiten a una naturaleza rousseauniana, una nueva Arcadia en la que los animales, sus símbolos habituales del pajarito, el tigre o Bambi viven en armonía lejos de la acción perturbadora del hombre.

Jarr ha sido considerado como un enfant terrible del arte español que ha explotado en sus proyectos internacionales una visión crítica de la realidad enlazando objeto, gesto e iconografía. En esa línea, representó a nuestro país en las muestras americanas La Huella de España, la Bienal de Buenos Aires, y en diversas exposiciones en Bruselas durante la presidencia española de la UE. Su lado más objetual, místico y radical, fue motivo de la exposición restrospectiva que le dedicó el Museo de la Academia de México D.F. confirmando su trayectoria como una de las más sólidas de su generación.

 

VLCRADIO | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *