Nueva sede de la empresa social A Puntadas por la Integración en Elche

a-puntadas-por-la-integracion-empresa-social Cuando las mujeres del centro penitenciario de Villena comenzaron los talleres formativos de confección a través de la Asociación PRM (Programa de Reinsercion de Mujeres) promotora de la empresa social “A puntadas”, nunca se hubiesen podido imaginar que un día podrían customizar prendas de la talla de Max Mara y que sus creaciones se lucirían en una pasarela con modelos profesionales. Lo que empezó como un sueño se ha hecho realidad… y ahora, estas mujeres en riesgo de exclusión ven una luz de esperanza en la formación y en el desarrollo de productos para marcas de la talla de Pikolinos, La Oca, Little Kiss, o Max Mara.

El miércoles, 25 de enero a las 12.00 h. “A Puntadas”, capitaneada por su marca “Malas Meninas” inaugura sus nuevas instalaciones, situadas en Elche Parque Industrial. Y, como no podía ser de otra forma, en este acto han querido mostrar el fruto del trabajo y entusiasmo de uno de sus grupos de inserción. En la inauguración, bajo la atenta mirada de autoridades, empresas colaboradoras y de sus alumnas – pertenecientes al Centro Penitenciario de Villena, al psiquiátrico de Fontcalent y al centro de formación de la zona norte de Alicante- presentarán en un desfile de moda los modelos de alta costura que han preparado para la ocasión. Max Mara ha cedido varias prendas y siete de las mujeres del centro penitenciario de Villena han elaborado nueve diseños de alta costura que sorprenden por su autenticidad y calidad.

“A puntadas” es una empresa de inserción que lucha por favorecer la integración social y laboral de mujeres en riesgo de exclusión. En 2007 nació el Programa de Reinserción de Mujeres, una asociación centrada en la formación, inserción sociolaboral y la comercialización de bienes y servicios desarrollados por mujeres en riesgo de inclusión. Centraron su actividad en el taller de inserción de mujeres reclusas en el Centro Penitenciario de Villena y en otro centro cedido por el

Ayuntamiento de Alicante. En estos talleres se ofrecía una formación integral en confección y en habilidades sociales y laborales para poder direccional a estar mujeres al mercado laboral. Tras el éxito de este programa, “A Puntadas” desarrolló un plan estratégico para facilitar a las alumnas que ya habían acabado su formación la primera contratación a la vez que se daba respuesta a una demanda del sector empresarial que, interesados por el proyecto, ya habían mostrado su apoyo y colaboración.

Formación, preparación y, sobretodo, un cambio de prisma. Esto es lo que consigue “Malas Meninas” entre las alumnas de sus talleres. Una luz, una esperanza que les hace ver que todo puede ser muy distinto a lo que habían conocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *