Obama defiende que él sigue siendo ‘el cambio’

Pese a que lleva cuatro años en la Casa Blanca, Barack Obama intenta convencer a sus seguidores de que él sigue representando el cambio que prometió y que aún está por completar. El presidente intenta reconquistar el lema que, como aspirante, Mitt Romney tiene más fácil reclamar para sí.

En la recta final, el presidente vuelve a ser el candidato que acusa a los “protectores del statu quo” de haber impedido estar a la altura de las expectativas y asegura que él sigue simbolizando la esperanza de aquella noche de su elección. “En 2008, cuando hablaba del ‘cambio en el que podemos creer’, no sólo hablaba de cambiar de presidente o de cambiar de partido. Hablaba de cambiar nuestra política. Me presenté en 2008 porque las voces de los estadounidenses han sido silenciadas en nuestra democracia durante demasiado tiempo”, dijo Obama en un mitin en Ohio en el último empujón antes de las elecciones de este martes.

Obama intenta recuperar la imagen perdida de inspirador, capaz de reformar y de unir a los partidos. De hecho, el presidente también ha aprovechado el huracán ‘Sandy’ para reclamar su presentación como líder de consenso, que lo lanzó a la vida política en 2004 y que apenas ha aplicado en sus cuatros años en la Casa Blanca.

Hasta Karl Rove, el gurú de los republicanos y jefe de la mayor operación de recaudación este año, reconoce que ‘Sandy’ ha jugado a favor de Obama. “Si no hubiera sido por la tormenta, habría habido más oportunidades para que la campaña de Romney hablara del déficit, de la deuda, de la economía. Cuando se llama la atención sobre otra cosa, esto no es una ventaja para él”, dijo en una entrevista al ‘Washington Post’. “Obama ha sido temporalmente una figura de consenso esta semana. Ha sido el comandante-en-jefe que consuela. Y eso ayuda”, dijo Rove, que subrayó que, por una vez, “la sorpresa de octubre realmente ha sido una sorpresa”.
‘Sandy’, otro Lehman Brothers

El imprevisto a una semana de las elecciones ha elevado la figura de Obama y ha hecho olvidar por unos días el paro récord para el país. “El colapso de Lehman Brothers le regaló a Obama las elecciones envueltas en un lazo. Este año ‘Sandy’ puede conseguir lo mismo. La gente ya no está pensando en la economía, sino en el presidente en la costa de Nueva Jersey”, explica a EL MUNDO.es Larry McDonald, ex vicepresidente de Lehman e influyente inversor que ahora apoya a Romney.

Incluso antes del huracán, el presidente ya tenía la aritmética y la demografía a su favor. Disfruta de más combinaciones de estados favorables para alcanzar los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca y que dependen de lo que decida la mayoría en una decena de lugares más disputados. El aumento de la participación entre hispanos, negros y mujeres, por entusiasmo o por crecimiento de la población, inclina la balanza hacia el candidato demócrata.

Mitt Romney sigue luchando por rascar votos, pero ‘Sandy’ le ha quitado el impulso que había conseguido en las últimas semanas gracias a su buena actuación en los debates presidenciales.

Obama ha reforzado su liderazgo en Ohio, según la encuesta publicada este sábado por el ‘Wall Street Journal’, que le da seis cómodos puntos por delante. Las mujeres de Ohio, en particular, son quienes pueden garantizar la reelección del presidente. Según este sondeo, el demócrata tiene aquí el apoyo del 57% del voto femenino contra el 39% de Romney. El republicano, en cambio, ganaría en Ohio por ocho puntos si sólo votaran los hombres. Para fortuna de Obama, las mujeres han acudido más a las urnas que los hombres en las últimas ocho elecciones presidenciales.
Tendencia favorable a Obama

Con Ohio, el demócrata superaría la barrera de los 270 votos necesarios sólo con vencer en Iowa y en Wisconsin, además de los lugares considerados demócratas por defecto. El presidente tiene ya ganados, según las encuestas, algunos de los estados que eran republicanos en el pasado, como Nuevo México, donde el 40% del censo electoral es de origen hispano. Contando Nuevo México, sólo le haría falta Florida, Virginia o Carolina del Norte. O, entre los más pequeños, Iowa, Colorado o Nevada.

Los sondeos muestran ahora una clara tendencia hacia Obama en casi todos estos campos de batalla. El del ‘Wall Street Journal’ incluso le da dos puntos por delante en Florida, un estado que parecía casi seguro para Romney. En este estado, otra encuesta del ‘Miami Herald’ muestra, en cambio, seis puntos por delante al candidato republicano y asegura que ha detectado más movilización de conservadores en los condados rurales del norte.

El resto de las encuestas de estados clave favorecen a Obama. En Colorado, tiene una ventaja de entre dos y cuatro puntos y en New Hampshire de cinco. Algunos sondeos del voto nacional, por ejemplo el que hace Gallup, siguen congelados por la dificultad de llamar a los votantes tras el huracán que en la Costa Este mató a un centenar de personas y dejó sin luz a más de ocho millones de hogares y empresas, aunque en las encuestas nacionales ambos candidatos aún aparecen empatados con una ligera ventaja para Obama.

Los primeros datos de la afiliación partidista de quienes ya han votado, en los 34 estados donde es posible, muestran que se han movido más demócratas en los estados clave de Florida, Iowa, Nevada, Carolina del Norte y Ohio.

ESMASACTUAL|Jessie Ramirez-Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *