Organizaciones sociales piden explicaciones sobre el proyecto Castor a la Comisión Europea

thumb.large.cas
En la carta se destaca el impacto para el medio ambiente y para la seguridad pública que supone el proyecto y se advierte sobre los muy posibles costes que los contribuyentes tendrán que asumir con su cierre.

Advierte sobre el peligro de arriesgar más dinero público en iniciativas empresariales blindadas frente al fracaso.

La carta, entregada hoy en Barcelona, pide “clarificaciones institucionales” sobre los intereses financieros y la financiación del proyecto. Un total de 14 organizaciones, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, figuran entre las firmantes.

El coste del Proyecto Castor de almacenamiento de gas está cuantificado en 1.634 millones de euros de inversiones y se trata del primer proyecto financiado por la Iniciativa de Bonos para Proyectos Europa 2020, un mecanismo financiero destinado a captar fondos de los mercados financieros para generar beneficios privados con grandes proyectos de infraestructura. Se caracteriza por usar fondos públicos para garantizar la rentabilidad o aumentar la atracción en forma de productos como garantías o préstamos, para crear condiciones más favorables a la participación privada.

La construcción del almacén de gas natural se enmarca dentro del plan de estimular los mercados de capitales para financiar grandes proyectos de infraestructuras (mediante bonos proyecto – conocida como “Europe 2020 Project Bond Initiative”) con el fin de crear nuevos activos financieros con los que la industria financiera puede especular y crear beneficios privados, al tiempo de comprometer a los Estados miembro de la UE a garantizar la puesta en marcha y el funcionamiento de estas infraestructuras.

El instrumento se puso en marcha este veranoy fue aclamado como un éxito después de lograr una emisión de deuda de 1.434 millones de euros en los mercados financieros de los cuales 300 millones vinieron del Banco Europeo de Inversiones a través de la compra directa de bonos. El BEI aprobó además una línea de crédito de 200 millones más para dar liquidez adicional a los inversores (ACS y Dundee Energy).

Pero el proyecto tuvo que ser detenido después de la serie sísmica que dio lugar a 600 mini-terremotos, alcanzando 4,2 grados en la escala de Richter.

En caso de que el proyecto se cierre, los contribuyentes españoles deberán asumir muy posiblemente el costo del proyecto en forma de deuda pública ya que el contrato con la empresa incluye una cláusula por la que el estado español está obligado a hacerse cargo del valor neto de las instalaciones afectas al almacenamiento subterráneo, del operador del proyecto [4]. El gobierno intervino ante el Tribunal Supremo en un intento de eliminar esta cláusula, pero su solicitud fue rechazada recientemente.

“La iniciativa Bonos Proyectos Europa 2020 se ha promovido como una forma irresponsable y cortoplacista para financiar grandes proyectos de infraestructura pero a la hora de la verdad, los riesgos del proyecto Castor son asumidos plenamente por las arcas públicas, que ya están bajo presión extrema debido al rescate bancario y el endeudamiento público por las nefastas políticas económicas y financieras del Gobierno y de la UE. Al final, será nuevamente la ciudadanía quien pagará este coste inútil que incrementará la deuda ilegítima española. La vieja historia con la que estamos tristemente familiarizados desde el inicio de la crisis “, dice Mònica Guiteras del Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG).

“Venimos denunciando los riesgos ambientales y de salud para la población desde hace años. La serie de terremotos en una zona que cuenta con tres centrales nucleares y los riesgos denunciados de fugas de gas prueban que nuestras preocupaciones son reales”, dice Tom Kucharz de Ecologistas en Acción. “Nuestra pregunta a la instituciones europeas es “¿cómo pueden, en tiempos de recortes sociales y políticas de ‘austeridad’, seguir gastando ingentes cantidades de dinero público en grandes infraestructuras inútiles y en contra del interés de las mayorías de la población?”

Elena Gerebizza, experta en financiamiento de infraestructuras por la organización italiana Re:Common y miembro de la plataforma europea CounterBalance: “Hemos estado advirtiendo de los riesgos financieros relacionados con la Iniciativa de Bonos Proyectos Europa 2020 desde que se lanzó la idea. Mecanismos como éstos no son beneficiosos para el interés público, ya que están especialmente diseñados para utilizar fondos públicos con el fin de limitar el riesgo de los inversores privados y proporcionar capital barato para el prestatario. El proyecto Castor demuestra que cuando las cosas van mal, serán los ciudadanos de la UE quienes toman el riesgo. Tememos escenarios similares para otros proyectos que serán financiados a través de la Iniciativa Europe 2020 Project Bonds. Por lo tanto, hacemos un llamamiento a la Comisión Europea y al Banco Europeo de Inversiones para detener la fase piloto de la Iniciativa Proyecto Bond y cancelar este tipo de mecanismos.

ESMASACTUAL/Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *