Connect
To Top

¿ORGULLO GAY? ¿IGUALDAD DE LAS PERSONAS?

Por Felipe Giner Gran. Comunicador Grupo ONDA3. 

En este mes de junio comenzaran los festejos del renombrado y conocido día del “Orgullo gay”. Para muchas personas es sinónimo de “libertad” en muchos aspectos. Es cierto que antaño la “comunidad gay” estaba muy perseguida, al igual que oprimida. Por desgracia a día de hoy continúa existiendo la “homofobia” no sólo en nuestro país, sino en otros donde existe pena de cárcel e incluso de muerte. La sociedad avanza progresivamente, aunque en ocasiones “retroceda” y afortunadamente también han avanzado derechos de personas homosexuales. Recordar que cuando nombramos de forma “general” a este colectivo, englobamos a Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales, etc., que para estas fechas “lucirán su clamada libertad” en multitud de festejos.

Un servidor siempre ha “diferido” en parte del “enfoque” que se hace de esta “festividad”, pues cuando todas estas personas luchan por ser “visibles”, en ocasiones convierten esa visibilidad de manera inconsciente en una “visión festiva y carnavalesca” a este día tan especial, donde muchas personas son las que “cabalgan” por la “normalización”, luchando realmente por lo que importa, la IGUALDAD DE LAS PERSONAS, sin importar su sexo, género u orientación sexual. Teniendo en cuenta ésto último parecen “contradictorias” algunas imágenes, cuanto menos “peculiares” que nos encontramos en la “gran cabalgata” de este día o los diversos eventos que se realizan.

Si observamos la imagen en blanco y negro, podemos ver una marcha pacífica, con “vestimentas” adecuadas a la época, pero de forma “más cercana a la normalización” que por ejemplo la imágen que mostramos en color en este artículo. Toda forma de expresión siempre que no dañe al prójimo es legítima. Está claro que en estos días hay sectores como los de la hostelería o turismo que se ven enriquecidos y eso es bueno para la sociedad. Pero más importante debiera ser quizás la “persecución” de esa “normalización” utilizando otras “herramientas de manifestación” menos “llamativas”. Claro está que “para gustos colores”, tantos como luce la “bandera arco iris” e infinitos.

En el hipotético caso de que llegase el día en el que no se realizasen estos festejos, tal vez fuera por haber acometido la “verdadera libertad e igualdad de las personas”. También ocurre con tantas otras diversas fechas del calendario donde tendemos a festejar todo. Quizá sería una buena celebración, el “DÍA DEL ORGULLO DE LAS PERSONAS”, o el “DÍA DE LA IGUALDAD DE LAS PERSONAS”, pues si hemos de estar orgullosos u orgullosas ha de ser por ser como somos, simplemente personas, sin tener en cuenta todos estos “matices derivados de la sexualidad o el género”.

Gran parte de lo que nos enseñan los medios de comunicación son las “imágenes cirquenses” a las que nos acostumbran por estas fechas, de ahí escribir de corazón y con todos mis respetos hacia todo el mundo este artículo de opinión.

Como reflexión lanzo algunas preguntas a nuestras lectoras y lectores esperando sus comentarios: ¿Creen que es un buen modo de luchar por la normalización de todas las personas organizando esta festividad? ¿Por qué no luchar día a día por la igualdad de las personas sin necesidad de celebraciones? Ahí lo dejo…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Columnistas