El Patronat de la RACV: la gran labor realizada y su presente y futura necesidad

10139224

Por José Aparicio Pérez. Académico Numerario y último Secretario Perpetuo de la RACV. Secretario Fundador de la Asociación Cultural Amics de la RACV.

Encargado de su estructuración administrativa lo hice creando la Asociación Cultural para el Patronato de la Real Academia de Cultura Valenciana.

Desde entonces y hasta la actualidad ha promocionado y financiado, en todo o en buena parte, múltiples proyectos de trabajo e investigación propuestos por la Real Institución y que, la Junta Directiva, aceptó al considerarlos de gran interés, como investigaciones de los Drs. Costa y Penyarroja entre otros, traducciones, ediciones, el gran diccionario de la RACV y, últimamente, ha sido el Traductor de la Lengua Valenciana conscientes de su gran necesidad, interviniendo en la excelente Gramática de la Lengua Valenciana que hizo la Real Institución en colaboración con la ya secular y notable institución Lo Rat Penat.

Los malos momentos por los que está pasando la Institución Académica, de general conocimiento, especialmente en el terreno económico, lo que le impide desarrollar tareas de investigación científica, de publicación variada en todas las materias que abarcan sus numerosas secciones de trabajo e investigación creadas, ha obligado al Patronato a lanzar dos campañas, una de ellas para conseguir aumentar el número de patronos y, así, disponer de fondos suficientes con los que apoyar propuestas razonadas de la Real Institución y, la otra, para conseguir estimular a la sociedad valenciana a que apoye directamente con única y módica aportación las cuatro líneas de investigación que llevan en proceso, desde hace varios años, las secciones de Arqueología y Prehistoria y Estudios Ibéricos y que, en estos momentos , no se desarrollan como exige la trascendencia de las misma.

También apoya diversos proyectos o acciones que contribuyen a conseguir los fines para los que fue creada la Real Institución: Defender la Cultura del Pueblo Valenciano, la Lengua Valenciana y las Señas de Identidad del mismo, bien por propia iniciativa o en colaboración con otras entidades cívicas y culturales valencianas.

Por ello, considero que sería una injusticia no reconocer, hoy, la gran labor desarrollada hasta el momento y la idoneidad y oportunidad de las campañas lanzadas con los fines expuestos.

También sería un grave error, en las actuales circunstancias, que se sospechan agravadas en un futuro inmediato, querer prescindir de sus servicios. Por ello, conviene estudiar con serenidad decisiones de las que nos pudiéramos arrepentir no sólo económicamente sino, también, socialmente.

Tres grandes presidentes del mismo, Juan Lladró, Héctor Gimeno y Eliseo Puig han sido los impulsores de la labor realizada. Y de justicia es reconocerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *