Connect
To Top

El Peset implica a cinco especialidades en el abordaje integral de la apnea del sueño

El Hospital Universitario Doctor Peset de València cuenta con un Comité de Sueño formado por neumólogos, neurofisiólogos, otorrinolaringólogos, cardiólogos y neurólogos que facilita el abordaje multidisciplinar e integral de los pacientes con síndrome de apneas-hipopneas del sueño (SAHS) y ha conseguido que cada una de las personas afectadas por esta patología reciba el tratamiento más adecuado de manera individualizada.

La colaboración de estas cinco especialidades se institucionalizó hace dos años y gracias a ella pueden tomarse decisiones consensuadas en el caso de pacientes complejos, se priorizan los estudios hospitalarios, se abordan trastornos del sueño tanto respiratorios como no respiratorios, se hace una valoración adecuada de probables complicaciones a nivel cardiovascular y/o cognitivo de estos pacientes y se determina los que pueden beneficiarse de una intervención quirúrgica.

El SAHS es una enfermedad con prevalencia elevada que afecta a entre el 4% y el 10% de la población (en niños puede afectar a un 1-2% y en mayores de 65 años el porcentaje de afectados sube hasta alrededor del 20%). Se caracteriza por una oclusión intermitente y repetitiva de la vía aérea superior que provoca una disminución del aire que llega a los pulmones durante el sueño. Cuando esta obstrucción es mayor de 10 segundos se considera patológica. Si la obstrucción es completa se denomina apnea y si es parcial se denomina hipopnea.

“Estamos ante una enfermedad de origen multifactorial que produce importantes complicaciones en caso de no diagnosticarla y tratarla adecuadamente. Estas complicaciones aparecen a nivel cardiovascular, como hipertensión, riesgo de accidente cerebrovascular y cardiopatías. Además, el SAHS aumenta la insuficiencia respiratoria y el número de ingresos hospitalarios, produce pérdida de calidad de vida del paciente, deterioro cognitivo y aumenta entre 7 y 10 veces el riesgo de sufrir un accidente de tráfico, puesto que el sueño no reparador provoca somnolencia diurna y falta de atención”, explica la doctora Silvia Ponce, neumóloga del Hospital Universitario Doctor Peset.

Contar con el apoyo y la experiencia de varias especialidades en un Comité de Sueño facilita el abordaje integral de esta patología, desde la sospecha diagnóstica hasta la elección del mejor tratamiento y el manejo de las posibles secuelas.

Para el diagnóstico del SAHS se requiere realizar un estudio de sueño, que por norma se realiza en el domicilio del paciente, a no ser que la patología y/o complejidad del paciente hagan necesario realizarlo en el Servicio de Neurofisiología Clínica del Hospital Universitario Doctor Peset, cuya Unidad de Sueño está acreditada por la Sociedad Española de Neurofisiología Clínica en el nivel avanzado al disponer de consulta de sueño, estudios diurnos y nocturnos vigilados.

En el último año acudieron a las consultas de Neumología de este hospital público valenciano alrededor de 1.600 pacientes con sospecha de SAHS y se realizaron 1.530 estudios de sueño domiciliarios para confirmar el diagnóstico. En torno a 1.000 pacientes fueron diagnosticados de SAHS y en 780 de ellos el tratamiento de elección fue la CPAP (presión positiva de la vía aérea). A finales de 2016, en el Departamento de Salud de Valencia – Doctor Peset existían 6.000 unidades de CPAP activas y se estima que aproximadamente un 70% de los pacientes sigue bien su tratamiento.

Tratamiento quirúrgico

En otros pacientes, los tratamientos pasan por observar una serie de medidas higiénicas del sueño, pérdida de peso, evitar el consumo de alcohol por la noche y dejar de fumar, o realizar ejercicio físico. Pero también hay pacientes que se benefician de otras terapias como la cirugía, los dispositivos de avance mandibular o los dispositivos de terapia posicional.

“El tratamiento quirúrgico del SAHS es la primera opción en casos en los que hay alteraciones anatómicas claras susceptibles de ser corregidas, como una gran hipertrofia amigdalar o la obstrucción nasal. El año pasado intervinimos a 35 pacientes, 14 de cirugía nasal y 21 de cirugía faríngea, incluyendo cirugías de la base de la lengua, un tipo de intervención que no se realiza en todos los hospitales de forma rutinaria”, señala la doctora Marina Carrasco, otorrinolaringóloga del Hospital Universitario Doctor Peset.

Este amplio abanico de procedimientos quirúrgicos, muchos de ellos con técnicas mínimamente invasivas como la radiofrecuencia, es posible gracias al uso de la exploración endoscópica con sueño inducido (DISE o somnoscopia), una técnica de la que el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Doctor Peset es pionero en España.

La somnoscopia permite valorar no sólo las zonas de obstrucción de la vía aérea superior, sino también la estructura que la provoca (velo del paladar, amígdalas palatinas, amígdala lingual, paredes laterales faríngeas, epiglotis) y la morfología del colapso. Todo ello mientras el paciente permanece sedado en un estado similar al sueño natural en fase no REM.

“Gracias a esta técnica exploratoria se puede decidir si la cirugía es la mejor opción y planificar la intervención de forma más rigurosa. No hay que olvidar que las técnicas quirúrgicas se consideran agresivas y se reservan para pacientes que no tienen una buena tolerancia a la CPAP. Lo que todos buscamos es ofrecer al paciente el tratamiento que se ajuste mejor a sus necesidades y supongo un beneficio de salud y de calidad de vida”, ha apuntado la doctora Carrasco.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Más Actual