Plantean nueva ruta de buses para Hunts Point en El Bronx

Debido a la escasez de servicio de autobuses en el barrio de Hunts Point, Ken Castillo, de 35 años, tiene que caminar más de 20 minutos hasta su trabajo como instalador de cristales para vehículos, y el mayor riesgo, según reveló, es en la noche, porque la parte suroeste del sector es muy solitaria y peligrosa.

Castillo trabaja en el taller Bronx Glass & Lights, localizado en las avenidas Garrison y Hunts Point, y reside en la parte baja de Hunts Point, lejos del transporte público.

“Caminar de noche por [las avenidas] Viele o por Randall es muy peligroso, porque como es zona industrial hay mucha prostitución y mucha droga”, dijo Castillo. “Me gustaría que ampliaran el servicio de autobuses hacia esas áreas, tanto para los residentes como para los trabajadores del parque industrial”, señaló.

Félix Vargas, de 46 años, otro residente de Hunts Point, dijo que su mayor preocupación por la falta de autobuses es su esposa, Gladys Ortiz, quien trabaja de noche y tiene que caminar seis cuadras para tomar el Bx6.

“Hace falta más servicio de autobuses en la comunidad, especialmente de noche, cuando salen los trabajadores del área industrial”, dijo Vargas. “Además, para poder ir al parque Barretto, tenemos que caminar demasiado porque no hay transporte”, señaló.

“La MTA ya aprobó la nueva ruta, los fondos y el presupuesto están listos, y en dos semanas le tenemos que presentar el plan”, reveló Josephine Infante, presidenta de la Cámara de Comercio de Hunts Point.

Sin embargo, la Cámara de Comercio y la Corporación de Desarrollo Económico de Hunts Points está preparando una propuesta que será entregada a la Autoridad Metropolitana de Transporte para que el servicio cubra las áreas donde los trabajadores necesitan más el servicio.

Infante señaló que la nueva ruta comenzaría a funcionar a fin de año, y viajará desde la estación del tren 6 de Westchester, entrará en la península y seguirá por la avenida Garrison, le dará servicio a los trabajadores de la zona industrial, y cubrirá los parques de recreación de la comunidad, el Barretto Point, el Riverside Park, y un tercer parque que abrirá en octubre.

“Yo veo gente que, por falta de transporte público, camina de noche para llegar al mercado de Hunts Point”, dijo Infante. “El problema es que los trabajos en el mercado comienzan a las 11 p.m. y no hay autobuses para llevarlos a los centros de distribución”, sostuvo.

Durante dos años funcionó un servicio de autobús pagado por una concesión de fondos especial de la presidencia del condado, que transportaba hasta 600 empleados de más de 50 compañías del parque industrial de Hunts Point, “pero el proyecto se terminó”, indicó Infante.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz hijo, dijo que la expansión del servicio de autobús por el MTA para el oeste de Hunts Point y Barretto Point Park “beneficiará a las personas que viven y trabajan en la zona y dependen del transporte público para mantener a sus familias”.

“Mi oficina seguirá trabajando con el MTA para asegurarnos de que los residentes del condado tengan los servicios públicos necesarios “, dijo Díaz.

EML|Jessie Ramirez (N.York-USA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *