Prisión incondicional sin fianza para los cuatro yihadistas detenidos

El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 1 de la Audiencia Nacional ha decretado el ingreso en prisión sin fianza para los cuatro presuntos terroristas yihadistas detenidos el pasado martes en una operación coordinada por la fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado y materializada por las Unidades Antiterroristas de la Guardia Civil, por integración en organización terrorista DAESH.

Foto-16

Según las investigaciones de la Guardia Civil, el primero de los detenidos, nacido en Melilla, sería el líder del entramado, quien actuaba bajo la doctrina de la organización terrorista DAESH y, aunque se dedicaba especialmente al reclutamiento de mujeres, también ejercía dicha labor sobre otros colectivos. Para realizar sus actividades, este presunto terrorista contactaba con jóvenes de distintas zonas de España a través de las redes sociales. Una vez ganada la confianza de las candidatas, las invitaba a participar en grupos privados de WhatsApp para así poder tener una interlocución más directa, fluida e inmediata, y acabar ganando su voluntad.

El segundo detenido en Melilla, hermano del anterior, actuaba en connivencia con él, y realizaba una importante labor de captación de mujeres. Para este objetivo, incluso utilizaba procedimientos de suplantación de identidad para conseguir la captación y radicalización de las jóvenes, alguna de ellas dispuestas a abandonar España para trasladarse al enclave sirio-iraquí.

Foto-25

En el “aparato de propaganda” al que los dos hermanos estaban vinculados, se llegó a promulgar una “fatwa” en castellano, donde se justificaba, desde el punto de vista doctrinal, el acto de martirio, al tiempo que animaba a que se llevaran a cabo en países para causar el mayor impacto posible.

Foto-32

Por lo que se refiere a los dos detenidos en Cataluña, el arrestado de Barcelona, nacido en Marruecos, editaba y difundía material diseñado para reclutar nuevos miembros para el DAESH. Para desarrollar esta labor, utilizaba complejos mecanismos a fin de encubrir su actividad a los investigadores.

Foto-41

El segundo de los detenidos en Cataluña defendía -debido a que había realizado una profunda interiorización de los postulados más radicales del yihadismo- que la aplicación de la “Sharia” justificaba el asesinato de personas contrarias a ella. Además, ensalzaba las acciones de martirio, lo que le situaba en un grado alto de peligrosidad para cometer acciones terroristas de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *