Quedan en libertad e imputados siete detenidos por el presunto fraude de subvenciones

La titular del juzgado de instrucción 21 de Valencia ha dejado este sábado en libertad e imputados en la causa  por el presunto fraude en ayudas a la cooperación a los que ha tomado declaración hasta el momento, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. En concreto, Jose Mª Felip -que ha pasado por varias consellerías junto a Rafael Blasco-, además de seis de esas siete personas que han quedado en libertad e imputados en la causa tienen obligación de comparecencia periódica y retirada de pasaporte con prohibición de salida del país, mientras que el séptimo imputado no tiene ninguna medida cautelar.

Según las mismas fuentes, las otras siete declaraciones pendientes “se practicarán a lo largo de la tarde-noche” de este sábado y se facilitará información sobre la situación procesal de esos siete detenidos restantes al terminar esas declaraciones.

Entre las personas que han quedado en libertad sin fianza figura el ex director general de Integración y Cooperación de la Conselleria de Justicia y Bienestar Social, Josep María Felip, según han confirmado a VLCRADIO, fuentes conocedoras de la resolución. Quedando patente, que las decisiones de luchar contra la corrupción, no caen en saco roto, a pesar de estar en el poder, tanto municipal, autonómico, provincial o nacional. La corrupción política, el intercambio de favores, o la no destinación de los fondos públicos para dar apoyo a la Cooperación, son razones suficientes, como para emprender una lucha fraticida, contra los casos en los que determinados altos cargos se corrompen.

Felip fue detenido el jueves en el marco de la investigación abierta por un presunto fraude en las subvenciones otorgadas por la extinta Conselleria de Solidaridad a distintas fundaciones y ese mismo día, fue cesado de su cargo. Se le imputan los delitos de malversación de fondos públicos, fraude de subvenciones y falsedad documental. Estos fraudes, son producto de un exceso de celo en las funciones a la vez que una desmedida ambición, saltándose toda ética y moral,ya que el dinero que se destina a las ONGD’S, debe llegar integramente a las mismas.

 

VLCRADIO | Noticias | Manuel J. Ibáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *