Radiología Vascular del General de Alicante forma a especialistas para taponar un vaso sanguíneo en 4 minutos

news20867La Sección de Radiología Vascular e Intervencionista del Hospital General Universitario de Alicante, dirigida por el Dr. Francisco de España, ha organizado el V “curso-taller de embolización vascular con Hidrocoil” que ha reunido a 10 especialistas de distintos puntos de España y Portugal en las estancias de Radiología Vascular Intervencionista para la jornada práctica.Hasta el Hospital de Alicante se han desplazado médicos especialistas, para su formación teórico práctica, en la implantación de Hidrocoils como método de embolización en este curso que, ha sido impartido por la Sección de Radiología Vascular e Intervencionista, formada por los Drs. Francisco de España como jefe de la Sección y los Drs. Santiago Gil, Pedro de la Iglesia, Javier Irurzun y Fernando Sánchez.

“La embolización es un método habitual utilizado por los Radiólogos Vasculares Intervencionistas para cerrar, tapar arterias o venas que están sangrando por distintos motivos, como traumatismos post accidentes de trafico, o post partos difíciles, o sangrados intestinales espontáneos o aneurismas rotos o no y otras causas múltiples”, explica el Dr. De España.

El procedimiento consiste en la canalización, habitualmente de la arteria femoral, por la que los especialistas introducen un catéter de 1,3mm y que tras la realización de una arteriografía “permite visualizar un mapa vascular que nos orienta para navegar y negociar por el interior de las arterias hasta aproximarnos el máximo posible al punto sangrante, que puede estar en cualquier parte del cuerpo, intestino, hígado, pulmón, riñones, pelvis etc”, señala el Dr. De España.

En algunos casos las arterias son tan pequeñas, menores de 1mm, que los especialistas se ven obligados a utilizar micro catéteres de una tercera parte de 1mm (0,30mm), para aproximarse al máximo al punto sangrante para tapar, embolizar en su proximidad, cerrando el sangrado.

Lo novedoso de la embolizacion con hidrocoil es que esta formado por una espiral de base metálica, de diámetros variables, entre 2mm y 20mm como muchos otros, pero que se encuentra recubierta de un hidrogel, que al contacto con la sangre, crece en su diámetro, adaptándose a la morfología del sitio donde se suelta, consiguiendo de una manera rápida, unos 4 minutos, taponar el vaso que dejaría de sangrar. También el método de suelta eléctrico, que permite el reposicionamiento del hidrocoil hasta que quede perfectamente situado, otorga una seguridad y tranquilidad en estos procedimientos tan dificultosos e importantes.

Sin duda el gran beneficiado de todas estas técnicas tan especiales es el paciente, al que se le resuelve su problema de sangrado tan importante con una intervención poco agresiva, rápida, muy resolutiva, no dolorosa, que habitualmente no necesita anestesia más que local en la piel y casi sin complicaciones, comparativamente al método quirúrgico habitual al que sustituye.

A esta situación de claro beneficio para los pacientes se llega por una estrecha colaboración, necesaria para un tratamiento multidisciplinar, con el resto de los Servicios Hospitalarios: Cirugía Vascular, Cirugía General, Anestesia, Ginecologia, Digestivo, entre otros.

 

ONDA3.COM||Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *