Rajoy apela a los valores del deporte para superar la crisis y el rey da ánimos a Rafa Nadal

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha despedido este lunes al equipo español que participará en los Juegos Olímpicos en un acto en el que ha apelado a afrontar la crisis con valores del deporte como el trabajo y la perseverancia, y ha rechazado caer en el desánimo.

Al acto celebrado en el Palacio de la Moncloa han acudido varias decenas de deportistas y técnicos que participarán a partir del próximo viernes en los Juegos Olímpicos de la capital británica.

Rajoy ha aprovechado su intervención para garantizar que, frente a la crisis, el Gobierno está aplicando “la misma receta y la misma medicina de los deportistas: trabajo, esfuerzo, dedicación y perseverancia”.

El jefe del Ejecutivo ha seguido con esa comparación y ha señalado que cuando un deportista se lesiona, puede caer en el desánimo, pero lo supera rápidamente.

“Y nosotros vamos a trabajar, esforzarnos, dedicarnos y dar lo mejor de nosotros para superar esta situación”, ha añadido en su alocución.

A su juicio, “si la gente se esfuerza, trabaja, no hace trampas” y tiene “ilusión, espíritu y pundonor” le irá mucho mejor personalmente, pero también al conjunto de la economía y del país.

Rajoy, acompañado del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha agradecido el apoyo de los patrocinadores privados, convencido de que tendrán “la inteligencia suficiente para saber cuál es la mejor manera de vender bien sus productos, ayudar a un país y hacer justicia”.

Según ha explicado, la ley de mecenazgo se ha retrasado por las dificultades del momento, pero “pronto” verá la luz.

El presidente del Gobierno ha deseado suerte y ha felicitado a los deportistas por participar en Londres 2012 al margen de los éxitos que consigan, ya que la sociedad tiene que ser consciente, ha dicho, de que no están ahí “por la cara”, sino tras muchos sinsabores y después de renunciar a muchas cosas.

Los deportistas han elegido el atuendo más sencillo del polémico uniforme olímpico, un polo blanco con la palabra ‘España’ en el pecho y pantalones vaqueros, aunque muchos calzaban las llamativas deportivas rojas y amarillas de la equipación oficial.

Rajoy ha vuelto a confesar su pasión por el deporte al recordar los Juegos de México de 1968, una época, ha dicho, en la que los españoles estaban lejos del nivel actual.

A su juicio, ahora hay deportistas “excepcionales” que son “admirados e incluso envidiados”, aunque a veces esa envidia en ocasiones parezca no ser “sana”.

Don Juan Carlos deseó al equipo olímpico español los mayores éxitos en los Juegos de Londres, como culminación de muchos años de esfuerzo, planificación, superación personal y sacrificio.

“Sois un modelo de conducta y de ejemplo para los más jóvenes, por lo que tenéis una gran responsabilidad. Estoy seguro de que sabréis estar a la altura”, dijo el Rey en una audiencia a 137 miembros del equipo olímpico español en el palacio de El Pardo,

El rey, al que acompañaron la reina y los príncipes de Asturias, recordó que estos días se cumplen los 20 años de los Juegos de Barcelona, acontecimiento a partir del cual el deporte español pasó de “éxitos aislados” a destacar en numerosas disciplinas.

Don Juan Carlos pidió al tenista Rafael Nadal que “no se desanime” y que siga trabajando, al dedicarle un “emotivo recuerdo” por haber tenido que renunciar a competir en los Juegos Olímpicos de Londres y a representar a España como abanderado en la ceremonia inaugural.

“Siento muchísimo lo de Rafa Nadal”, dijo Don Juan Carlos en la audiencia que ofreció al equipo olímpico que competirá en Londres.

Nadal renunció a participar en Londres por una lesión de rodilla y el Comité Olímpico Española designó en su lugar al baloncestista Pau Gasol como abanderado en los Juegos.

El Rey tuvo un recuerdo especial para Nadal en unas palabras improvisadas después de su discurso, en la audiencia celebrada en el palacio de El Pardo.

“Le deseo que no se desanime, que estamos todos con él, que siga trabajando, tenemos mucha confianza en él y tiene el apoyo de la Corona”, dijo el Rey, que también destacó los valores que representa el tenista.

En cuanto a Gasol, ausente en la audiencia por estar disputando amistosos de preparación con la selección española, Don Juan Carlos le envió un abrazo y aseguró que llevará muy bien la bandera española el próximo día 27 y representará a su país “más que dignamente”.

ESMASACTUAL/Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *