Reclusas en Valencia con sus hijos participan desde este martes en un campamento de verano en Benicásim

Once mujeres internas en el centro penitenciario de Picassent y en el Centro de Inserción Social Malvarrosa de Valencia participarán con sus 23 hijos, todos ellos de edad infantil, desde mañana, martes, y durante una semana en un campamento de verano en la localidad castellonense de Benicásim, en una iniciativa promovida por la ONG Fundación Padre Garralda Horizontes Abiertos.

La iniciativa, en la que colaboran 28 voluntarios, pretende que madres y niños “puedan convivir estos días en un ambiente más distendido e integrador fuera de la cárcel”, según han explicado a la agencia AVAN fuentes de la ONG, que impulsa el proyecto.

Durante todo el año, los voluntarios de Horizontes Abiertos acuden cada semana a la prisión de Picassent, en diferentes turnos para ofrecer, en el módulo de madres, cursos de costura, gimnasia, aeróbic, baile y relajación. El objetivo es “dar apoyo a estas mujeres y prepararlas para que, una vez salgan de prisión, puedan reinsertarse en la sociedad”, han añadido.

Asimismo, los voluntarios realizan salidas con los niños que viven en la cárcel con sus madres, para “que conozcan la realidad y disfruten en el exterior de actividades lúdicas”.

La ONG ” Fundación Padre Garralda Horizontes Abiertos “, que atiende desde hace 12 años en el centro penitenciario de Picassent a madres reclusas del módulo de preventivos y a sus niños, fue fundada en Madrid en 1978 por el sacerdote jesuita Jaime Garralda y en el año 2000 estableció una delegación en Valencia.

ESMASACTUAL|AVAN|Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *