Recogida de setas en los montes otoñales

dsc02432
Con la llegada del otoño la naturaleza se transforma, modifica su color y cambia su piel; las hojas caen poniendo, a nuestros pies, una mullida alfombra. Los aires refrescantes nos trasladan a estados de tranquilidad, paz y sosiego.

Por eso son muchas las personas que eligen esta estación para disfrutar del campo y vivir, en primera persona, este cambio. Las aún agradables y suaves temperaturas, sobre todo en algunas zonas de España, hace que miles de personas se desplacen hasta zonas rurales para disfrutar, en todo su esplendor del otoño.

Pasear, observar, estudiar, disfrutar del paisaje, o simplemente, respirar aire puro, son, por si solos, motivos más que suficientes para salir al campo en otoño pero, si quieres complementar tú salida al campo con otras actividades, desde esta página te proponemos una actividad grata, curiosa, original, entretenida y barata: LA RECOGIDA DE SETAS.

El mundo de las setas es tan fascinante como inmenso. Se conocen unas 100.000 especies de hongos y setas diferentes. España, con unas 2.000 especies conocidas, unas escasas y de difícil identificación y otras comunes y fácilmente identificables, es uno de los países más ricos en variedad micológica.

Las setas son los frutos de los hongos y se reproducen por esporas. Crecen en pinares, bosques, prados de montaña, caminos, hayedos y otros terrenos húmedos y calidos que no ofrecen dificultad alguna; viven sobre materia orgánica en descomposición, a costa de otros seres vivos o asociados a otros en beneficio mutuo.

lobo-descafeinado-busqueda-rebollones-2-550x412

Sus propiedades alimenticias son comparables a las de los vegetales; noventa por ciento de agua, ricas en proteínas vegetales, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras, a la vez que son pobres en grasas. Se calcula que su valor nutritivo es mayor que el de las legumbres.

Son muchos los recolectores asiduos los cuales se han reunido creando “sociedades micológicas”. Algunas de ellas, con gran actividad, organizan no solo salidas al campo si no que complementan su actividad con encuentros, jornadas, conferencias, exposiciones, etc…

Por lo tanto si sientes curiosidad, esta actividad te parece atractiva y quieres que tu día en el campo resulte saludable, en todos los aspectos, apúntate a la recogida de setas, disfrutaras antes (preparando la salida) , durante (en la recogida) y después (en su faceta gastronómica).

images

Eso si, si decides iniciarte en esta actividad debes de tener en cuenta una serie de pautas básicas y recomendaciones que te ayudaran en tu tarea:

RECOMENDACIONES
Si no la conoce no la coma
No emplee bolsas de plástico para recolectar las setas. Se le ensuciarán y fermentarán. Lo ideal es la clásica cesta.
No recolecte ni consuma setas que estén cerca de centrales nucleares, carreteras, en jardines públicos, próximas a minas, fundiciones, incineradoras, aeropuertos, etc. El contenido de metales pesados (plomo, mercurio y cadmio) aumenta en estas circunstancias.
No patee ni destruya las setas que desconozca.
No utilice rastrillos para recolectar níscalos. Es una auténtica salvajada ecológica.
No recolecte más de lo que sea capaz de consumir.
No haga caso a los tradicionales métodos de la cucharita de plata, el ajo, el vinagre, la cocción prolongada, etc. Son absolutamente falsos. La única forma de saber si una seta es comestible o no, es conocerla perfectamente.
Compruebe a su llegada a casa uno por uno todos los ejemplares. Deseche los trozos sueltos.

ESMASACTUAL/J.Cuñat.Fotos:J.Furió

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *