Recuperan textos de un pergamino calcinado por la erupción del Vesubio

1421773796_321009_1421777126_noticia_normal

ONDA3.COM|CANAL INVESTIGACION.- La imagen de la izquierda no es un trozo de carbón, sino un pergamino del siglo I escrito en griego, con un texto, posiblemente, del filósofo epicúreo Filodemo de Gadara. Esos son algunos de los secretos que han descifrado un grupo de investigadores. Usando una avanzada técnica de imagen por rayos X, pudieron localizar letras y palabras escritas sobre un papiro completamente carbonizado.

El 24 de agosto del siglo I de esta era, una tremenda erupción del Vesubio enterró, bajo toneladas de rocas volcánicas y cenizas, varias ciudades romanas como Pompeya y Herculano. La tragedia, sin embargo, sirvió para conservar algunas de las maravillas del Imperio Romano, como los frescos de los palacios pompeyanos. En el siglo XVIII se descubrió también la llamada desde entonces Villa dei Papiri.

En la ladera del volcán, en una villa que había pertenecido al suegro de Julio César, se encontraron bajo metros de ceniza solidificada casi 1.800 rollos de papiro. Solo unos cuantos se han podido desenrollar. La gran mayoría han esperado carbonizados a que la tecnología permitiera leerlos sin destruirlos.

Es lo que, al menos en parte, han conseguido un grupo de investigadores italianos y franceses. La tarea no era sencilla. El papiro, el material vegetal del que están hechos los pergaminos, tuvo que soportar el castigo de una ola de fuego de unos 320º, ennegreciéndose y compactándose. Para complicarlo, los escribas usaban carbón vegetal para transcribir los textos. Así que, negro sobre negro.

“La tinta a base de carbón no penetra en las fibras del papiro, sino que agarra sobre ellas”, explican los investigadores en su trabajo, publicado por la revista Nature Communications. Y ese detalle ha sido clave para el éxito de su investigación. El texto escrito en un pergamino queda en relieve. Son solo unas pocas micras (la millonésima parte de un metro) pero suficientes para, con la tecnología apropiada, diferenciar entre el carbón de lo escrito y el carbón del papiro chamuscado.

Los investigadores del Istituto per la Microelettronica e Microsistemidel Consiglio Nazionale Delle Ricerche (CNR, una especie de CSIC italiano) contaron con la colaboración de colegas del Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón, situado en Grenoble (Francia) para analizar el pergamino denominado PHerc.Paris. 4, uno de los dos rollos que Napoleón recibió como regalo del Reino de Nápoles en 1802.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *