Resolución del tema de Piscina Valencia a favor del interés público

piscina-valencia

La concejala de Deportes del Ayuntamiento de Valencia, Maite Girau, ha afirmado que el equipo de gobierno está estudiando cómo resolver la situación de Piscina Valencia “de acuerdo con el interés público” y con “la mayor diligencia”.

En estos términos se ha pronunciado tras la Comisión de Desarrollo Humano, Educación, Juventud, Deportes y Cultura, en la que el Grupo Popular ha presentado una moción sobre la continuación del procedimiento de contratación de la gestión del servicio público con ejecución de obras de rehabilitación de la zona deportiva de Piscina Valencia.

A este respecto, ha recordado Girau que el PP “nunca apostó por los servicios públicos sino por la gestión indirecta”, y “cometió dejación de funciones en el control” de la instalación. “Hubo una laxitud en la gestión que llevó al deterioro de la piscina y a tener que reclamar más tarde los 300.000 euros de deuda de canon. El anterior gobierno actuó tarde, y la instalación se devolvió en unas condiciones deplorables”, ha recalcado la concejal de Deportes.

Girau ha advertido que el Partido Popular “no es quien marca los tiempos”. Según ha indicado, el equipo de gobierno “resolverá la situación de Piscina Valencia con la mayor diligencia y de acuerdo con el interés de público”.

La concejala ha recordado que la nueva corporación “se encontró en la mesa de contratación la licitación y entendió que había que estudiar todos los contratos que no estuvieran ya en proceso de adjudicación”, tal y como se hizo también con las escuelas infantiles. Ha precisado que, como equipo de gobierno, “se decidió la renuncia a la licitación para proceder al estudio de los pliegos y la fórmula de gestión que procediera”.

La concejala ha señalado que dos de las empresas que concurrieron a la licitación presentaron un recurso al Tribunal Contencioso Administrativo, el cual ha resuelto que “siendo legal la decisión del gobierno local, el razonamiento debería haber sido más motivado”.

A partir de esta resolución, ha precisado que se ha abierto un plazo de dos meses para que el Ayuntamiento tome una decisión, aunque ya ha adelantado que se descarta la gestión directa porque “habría que acometer una inversión que ascendería a ocho millones de euros”.

Maite Girau ha detallado que entre las condiciones que recogerán los nuevos pliegos se encuentra “mejorar el mantenimiento, el pago de un canon más razonable y dejar margen a la opción de negocio para que el concurso se resuelva de la mejor manera posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *