Restauran la Cruz Procesional de San Jaime Apóstol, de Moncada, que promovió en 1958 monseñor Jesús Plá cuando fue su párroco

cruz-sant-jaume-int01

Noticias ONDA3/Redacción.- La parroquia San Jaime Apóstol de Moncada ha restaurado la ´Cruz Procesional de Sant Jaume`, “un regalo de los Clavarios del Corpus Christi del año 1958 a instancia del entonces párroco monseñor Jesús Pla Gandía (Agullent,1915- Valencia, 2000)”, cuya causa de canonización será abierta el próximo 17 de septiembre en la Catedral de Valencia.
La Cruz Procesional “lleva imágenes de la Virgen de los Desamparados, Santa Bárbara, Sant Jaume, la Venerable Inés de Moncada y cuatro medallones de los cuatro evangelistas” y la restauración ha sido sufragada por fieles de la comunidad parroquial, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes parroquiales.

Asimismo, además de la Cruz de Sant Jaume, que representa “uno de los signos más importantes de la parroquia”, también han sido restauradas “otras piezas de la iglesia parroquial y se han podido limpiar seis candelabros”, han añadido.

Igualmente, la Cruz de Sant Jaume “suele estar en el altar mayor del templo y sale en las procesiones de las fiestas mayores”, según las mismas fuentes.

Monseñor Pla Gandía, párroco de Moncada durante 16 años

Monseñor Jesús Pla Gandía, que fue obispo auxiliar de Valencia y titular de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, fue párroco de San Jaime Apóstol de Moncada durante 16 años, desde 1952 hasta 1968, siendo sucesor del sacerdote José Vila.

En Moncada “desarrolló una intensa labor evangelizadora y socio-benéfica”, tal como apunta el sacerdote valenciano Vicente Cárcel en su obra “Obispos y sacerdotes valencianos de los siglos XIX y XX. Diccionario histórico”, donde enumera, entre sus obras, la construcción de un templo “en uno de los barrios extremos de la población”, de una capilla en Masías y de un centro con 16 aulas para la catequesis.

Del mismo modo, “fue el encargado de adquirir los terrenos para construir los centros educativos que hoy ocupan el instituto, el colegio y el centro de FP Sant Jaume Apóstol y remodeló la actual casa Abadía para realizar un centro escolar para niñas”, según fuentes parroquiales.

Además, monseñor Pla, nombrado hijo adoptivo de Moncada en 1967, “remodeló el altar mayor y electrificó las campanas de la parroquia de San Jaime, entre otras mejoras, y puso en marcha el proyecto de la emisora parroquial”, han precisado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *