Connect
To Top

Roscón de Reyes casero

¿A quién no le gusta comer un roscón de Reyes como postre o merienda durante el Día de Reyes? ¡A todo el mundo! 

INGREDIENTES:

  • Para el prefermento
  • Para la masa
  • Para la decoración

PREPARACION: Lo primero que debemos hacer para empezar a preparar el roscón de Reyes casero es dejar listos todos los ingredientes. En este sentido, cabe destacar que la cantidad de leche de la masa puede estar entre los 80 ml y los 120. El día de antes, empezamos a preparar el prefermento del roscón de Reyes fácil, así como la infusión de leche. Para ello, introducimos en un recipiente la levadura y la leche, mezclamos bien y agregamos la harina. Amasamos hasta formar una bola, que dejaremos reposar en un espacio cálido durante una hora, más o menos.

Pasado este tiempo, colocamos la masa en un recipiente con cierre hermético y la reservamos en el frigorífico. Para hacer la infusión de leche, colocamos 150 ml de leche en un cazo u olla, la empezamos a calentar junto con la ralladura de limón y naranja, así como la canela en rama. Una vez que empiece a hervir la preparación, bajamos la temperatura del fuego y dejamos que se cocine la infusión a fuego lento durante cinco minutos más. La reservamos en el frigorífico cuando esté lista.

Al siguiente día, retiramos la infusión de leche de la nevera, desechamos las ralladuras de naranja y limón y la canela, y agregamos el ron si queremos incluirlo en la receta. Luego, sacamos el prefermento del roscón de Reyes casero y añadimos los ingredientes de la masa, es decir, los huevos, la harina, el azúcar, la sal y la levadura. Mezclamos bien y agregamos la infusión de leche y ron poco a poco, sin dejar de mezclar, para que se integre correctamente y obtengamos una masa homogénea y sin grumos. En este sentido, es posible que no necesitemos emplear toda la infusión, puesto que la masa podría quedar demasiado líquida. Yo, por ejemplo, solo utilicé 90 ml de líquido.

Para acabar, incorporamos la mantequilla troceada a la masa del roscón de Reyes fácil. Ahora, ¡empezamos a amasar! Debemos amasar con las manos hasta conseguir una masa elástica, lisa y sin grumos. Si observamos que se queda pegada entre nuestros dedos, dejamos que repose durante 10 minutos y continuamos.

Reservamos la masa en un recipiente con harina espolvoreada, la cubrimos con un paño limpio y dejamos que repose durante dos horas aproximadamente, o hasta que veamos que ha doblado su volumen. Seguir los tiempos de reposo es muy importante para conseguir un roscón de Reyes casero y esponjoso.

Una vez pasado el tiempo de reposo y doblado su volumen, dejamos la masa del roscón de Reyes sobre la mesa de trabajo y volvemos a amasar para retirar el gas de su interior. Después, damos forma a la masa de rosco y lo colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel de hornear. Volvemos a cubrir la masa con el paño de cocina y dejamos que repose de nuevo durante una hora más.

Pasado el tiempo anterior, batimos la yema de huevo con la leche y pintamos el roscón de Reyes con la mezcla. Luego, colocamos por toda la superficie del rosco las frutas confitadas, las almendras laminadas, las cerezas en almíbar, o lo que más nos guste. La decoración es totalmente libre, ¡de manera que deja volar tu imaginación!

Precalentamos el horno a 190 ºC y, cuando esté caliente, horneamos el roscón de Reyes casero durante 25-30 minutos, o hasta que esté dorado. ¡Ya no queda nada para poder disfrutar de esta delicia!

¡Listo! ¿Qué te ha parecido la receta del roscón de Reyes casero? Más fácil de lo que pensabas, ¿verdad? Y si quieres rellenarlo de trufa, nata montada, crema batida o crema pastelera, solo tienes que cortarlo por la mitad y distribuir el relleno escogido.

SERVIR con mistela bien fresquita.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Dolce Vita