El Santo Cáliz visitará el 18 de septiembre la localidad de Carlet, donde estuvo oculto entre 1937 y 1939

Santo-Caliz-Carlet-cartel-int

Noticias ONDA3/Redacción.- El Santo Cáliz de la Última Cena que se venera en la Catedral de Valencia visitará el próximo 18 de septiembre la localidad valenciana de Carlet, donde permaneció oculto desde 1937 hasta 1939, en una jornada que presidirá el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, y en la que han sido programadas misas, procesione y distintas celebraciones religiosas y una exposición.

Esta visita, que tiene lugar con motivo del Año Jubilar Eucarístico del Cáliz de la Misericordia, supone “un gran acontecimiento para Carlet, que rendirá así un homenaje a la reliquia, que estuvo escondida durante un año y medio en la Guerra Civil, y que volvió a visitar la población en 1964 en la celebración del 25 aniversario de su ocultamiento”, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el párroco de la localidad, José Ribes.

La salida del Santo Cáliz de la Catedral será la primera en los últimos diez años, después de la que efectuó el 9 de julio de 2006 para ser utilizado aquel día por el papa Benedicto XVI durante la misa de clausura del V Encuentro Mundial de las Familias celebrada junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Así, el domingo 18 de septiembre, el Santo Cáliz llegará por la mañana a la Plaza Salvador Giner de Carlet a las 9.30 horas, “desde donde será trasladado a la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, donde tendrá lugar una misa”, ha añadido.

Por la tarde, el Arzobispo de Valencia presidirá una misa de campaña en la Plaça del Convent y, posteriormente, la procesión del Corpus Christi y del Santo Cáliz por las calles de Carlet.

Asimismo, durante la jornada “se celebrará el Jubileo de los niños, de los enfermos y los mayores y, por último, de los jóvenes”, según las mismas fuentes.

Igualmente, con motivo de la visita del Santo Cáliz, la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora ha programado una vigilia de oración, durante toda la noche previa, con exposición del Santísimo en la parroquia así como la celebración del Sacramento de la Penitencia para obtener el Jubileo del Santo Cáliz, el miércoles 14 de septiembre.

Además, el 12 de septiembre, a las 20.30 horas, tendrá lugar la inauguración de una exposición, también en la parroquia, sobre la estancia del Santo Cáliz en Carlet, muestra que podrá ser visitada hasta el 18 de septiembre, en horario de 18 a 21 horas.

Permaneció oculto tras un tabique en una casa de Carlet

El 21 de julio de 1936, el canónigo archivero de la Catedral de Valencia, Elías Olmos, “horas antes del asalto e incendio de la Seo, entregó el Santo Cáliz a una mujer, Sabina Suey, quien llevó la reliquia a casa de su madre en la calle Avellanas de Valencia” y casi un año después fue trasladado, en junio de 1937, a la localidad de Carlet, al domicilio de dos de sus familiares, Bernardo Primo y Lidia Navasquillo, en la antigua calle Padilla, hoy calle del Santo Cáliz”, según fuentes del Cabildo.

Durante toda la Guerra Civil, el Cáliz “permaneció oculto tras un tabique que se construyó al efecto en el piso superior de la casa de Carlet, identificada ahora con una placa conmemorativa y, finalizada la contienda, el 30 de marzo de 1939 el Santo Cáliz fue devuelto al Cabildo”.

A su regreso a la Seo “la reliquia tuvo que ser restaurada porque la copa de ágata que constituye su pieza central se había fraccionado en tres partes al despegarse el alabastro que las mantenía unidas por efecto de la humedad del lugar en que estuvo guardado en Carlet”.

El Santo Cáliz también visitó Carlet en 1964

Se da la circunstancia de que años después, en 1961, fue hallada en la misma casa donde estuvo escondido el grial la imagen gótica de Santa María, una talla de madera policromada que representa a la Virgen sentada con el niño Jesús en sus rodillas, que data de finales del siglo XIII.

La localidad de Carlet volvió a recibir la visita del Santo Cáliz en noviembre de 1964, cuando se celebró el 25 aniversario de su retorno a la Catedral tras el paso por la población. En aquella ocasión la reliquia presidió la clausura de la Santa Misión que se celebró en la localidad durante quince días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *