Connect
To Top

Se habla de Pensiones

 

En éstos días, mucho se está hablando de las pensiones, porque realmente es un tema preocupante. A la vista de los resultados de la última subida de las pensiones, no resulta muy halagador el resultado que nuestros mayores están percibiendo. 

Cuando una persona, entra en la edad dorada, se le debe prestar la máxima de las atenciones, ya que ha pasado toda su vida trabajando y se merece un buen descanso. Precisamente, en ese momento, cuando según las leyes te toca dejar tu vida laboral, es cuando comienzan de verdad las preocupaciones.

La sociedad actual no sabe valorar toda la experiencia que le puede aportar una persona que ya se encuentra en la “edad dorada”. Por haber vivido todo tipo de situaciones, es por lo que en esa horquilla de edad que va a partir de los 67 años, es cuando la persona más puede aportar, para el bien del conjunto de la sociedad en la que vive. Pero justo, en ese momento, las legislaciones de los países adelantados, le ponen un freno, y lo pre-jubilan, no parándose a pensar todo lo bueno que nos puede todavía dar.

Claro está, también depende de las fuerzas que uno tiene, de la educación recibida, de las ilusiones, esperanzas y sobre todo de la vitalidad con la que nos tomamos las cosas. Conozco muchos casos, que ante un proceso de jubilación, se han crecido, y desarrollan una serie de trabajos, que otros ni siquiera han podido pensar.

Es muy importante la labor del voluntariado, que realizan las personas de la edad dorada en ONGD´S y en Asociaciones. Pero, ¿porque no son remuneradas? ¿Alguien cree que con lo que se les paga de pensión pueden tener una vida digna? El deterioro corporal, normal en todo proceso evolutivo, provoca que las personas sufran de achaques, que las hacen vulnerables, sobre todo en el terreno del dolor. Para mitigarlo, necesitan tratamientos médicos, que no suelen cubrir los estamentos sanitarios oficiales. No todo está en el Ibuprofeno o el Paracetamol. Existen muchos sistemas, que ayudan a que el deterioro sea más llevadero. Pero los recortes en materia social y sanitaria, provocan que lo que antes podían disfrutar, ahora lo tengan que pagar, como si no lo tuvieran ya pagado.

Una subida de 1,5 €, no es la solución, porque los mayores pierden poder adquisitivo. Por tanto, ¿que podemos pensar sobre nuestro futuro? La solución pasa por la creación de puestos de trabajo, que coticen a las arcas del estado, para que éste puede hacer frente al pago de las pensiones y de los servicios sociales fundamentales. Otra de las soluciones, pasan por un aumento de la tasa de natalidad, que cada vez es menor, y por tanto al no haber nacimientos, no tenemos “futuros cotizantes” que ayuden al sostenimiento de las pensiones. La población, cada vez envejece más rapidamente, precisamente debemos atenderla de forma prioritaria, para que pueda seguir sosteniendo más de una economía familiar.

Otro tema muy preocupante, es la falta de especialistas médicos en “geriatría” o “medicina interna”. Cuando se accede a la carrera de Medicina y Fisioterapia, se tiene la tendencia a especializarse en cirugía o en odontología. Dos especialidades en las que la práctica de la medicina, provoca unos ingresos muy sustanciosos. ¿Estará la clase médica olvidando la parte altruista de la Medicina? ¿por que no hay especialistas en Medicina Rural? Hace falta también una revisión profunda de los valores éticos por los que se “eligen” determinadas ramas del saber médico.

Pensemos y tengamos presente todo lo que rodea al tema de las pensiones. Desde nuestro ATICO MEDITERRANEO, seguiremos reflexionando sobre éstos temas, tan importantes para el buen desarrollo de nuestra sociedad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Ático Mediterráneo