Si a la Vida Siempre y en cualquier circunstancia

Por MANUEL J. IBÁÑEZ FERRIOL. Periodista.

Hoy es el dia de la APUESTA POR LA VIDA CON MAYÚSCULAS. En VLCRADIO.COM, apostamos por la VIDA, en todas sus manifestaciones.¿Que tiene la VIDA, que nos gusta tanto? Responder a la pregunta, resulta un tanto complicado. Quizás estamos creados para pasar por la VIDA terrena, para ganarnos la VIDA ETERNA. El sentido de la trascendencia, es común a todas las culturas del Planeta, y queda demostrado, que vivir, es tan solo un camino de paso, un espacio para la reflexión, para la vivencia, con sus alegrias y sinsabores, pero siempre, lleno de bonitas experiencias, que nos hacen sentirnos vivos. Nuestra sociedad actual, se destaca por la cultura de la muerte, de la aniquilación, de la negación de la VIDA, intentando sesgarla, desde su concepción, pasando por la etapa juvenil, la adulta y la dorada. El aborto, crimen calculado perfectamente, es quizás uno de los problemas a los que se enfrenta la sociedad contemporánea, con más agudeza y propaganda. Los sistemas practicados por los médicos abortistas, distan mucho del juramento hipocrático, que algunos parecen haber perdido u olvidado. La creación de pastillas para provocar el aborto, bajo la denominación del “día después”, es quizás uno de los crimenes de laboratorio mejor calculados. La presencia del maligno en todos éstos lugares dónde se practica la muerte sin miramientos, es uno de los sintomas, de una sociedad enferma, cruel y débil ante sus tentaciones. Estamos ante un problema dificil, pero que siempre tiene la mejor de la soluciones. Son muchas, las parejas que adoptarían esas nuevas vidas, que el mal intenta impedir a toda costa su nacimiento. Si nos horrorizaron los crímenes de los campos de concentración nazis, en la Segunda Guerra Mundial, y nos parecieron los auténticos santuarios de la muerte, ¿como todavía hoy, se siguen practicando abortos? Precisamente, los sectores abortistas, son los que denuncian, éstas prácticas de los campos de exterminio, o quizás son los que claman a favor de los Derechos Humanos, o de la protección del Medio Ambiente. Y sin embargo, justifican el crimen y el asesinato cruel del aborto, a un ser indefenso, que no puede clamar contra estos “criminales”, que no cejan en su empeño demoniaco. Si seguimos el planteamiento evolutivo del ser humano, nos encontramos con la edad juvenil. El maligno vuelve a tener su pequeño sello protagonista. La práctica de la prostitución, ya sea masculina o femenina, las drogas alegales, como la cocaina o la marihuana adulteradas, el esnifado de pegamentos y otras sustancias, los estupefacientes consumidos sin control médico, mezclados indiscriminadamente con el alcohol de alta graduación o el tabaco con sus componentes quimicos, son los mejores cocteles, para dañar el cuerpo y la mente-espiritu del jóven, que en su afán por descubrir nuevas sensaciones, se deja mecer en las mieles de lo nocivo, abandonándose y quedando a merced de una vida, insana, que solo le aboca a la muerte, tanto física como espiritual. El triunfo de lo negativo, lo pernicioso, lo inútil, provocan toda serie de males, anulando ésta hermosa etapa vital. Los adultos, también se ven aquejados por los males del mundo, en el que se encuentran inmersos. La corrupcion, el apego desordenado a los bienes materiales, la aprensión de lo ajeno, la vida disoluta y demasiado divertida, el experimentar con las más bajas pasiones, la crueldad, el oprobio, la prisa, hacen del adulto, un ser capaz de contraer mil y una enfermedades. Los malos habitos, provocan la aparición de enfermedades cardiovasculares, entre las que podemos encontrar todo un abanico, que se nos muestra capaz de dejar la más terrorifica de las improntas. El estress con el que nos tomamos la vida, nos conduce a sentirnos impotentes ante los problemas del día a dia. Gozamos poco de las cosas pequeñas, sencillas, amables y diminutas. La prisa, esta siempre presente en nuestro devenir diario, y eso nos conduce a la muerte fisica, pero también a la espiritual. Si no sentimos felicidad en nuestra vida, será dificil que podamos comunicarla. La Paz del Espíritu, se consigue siendo nosotros mismos, seres pacíficos, intentando vivir con una mejor sintonía, que se puede traducir en una vida placentera. Compartir los valores vitales, nos debe conducir a sentirnos felices y por consiguiente a transmitirlos. La edad DORADA, es uno de los momentos más bellos de la existencia humana fisica. Todas las culturas, han reconocido -y reconocen- en los mayores, los valores más hermosos: experiencia, amor, placidez. Los mayores, son los grandes olvidados de nuestro tiempo. Solemos tener la tendencia de aparcarlos, porque cuando nos crean trabajo, nos molestan. ¡Cuantas conversaciones magníficas he podido tener con mis queridos mayores! Hay que comprenderles, amarles, quererles y darles todo lo mejor, porque ellos no han dudado en criarnos y darnos la VIDA. No podemos eliminarlos con la eutanasia, crimen también calculado, perfectamente, para sesgar a los que ya no producen. ¡Que error más grande! Los mayores, son una bendición. Hemos de aprender de sus silencios, de su comportamiento, de su rectitud y de su apego por la VIDA, que de forma natural se les va escapando. Acompañémoslos siempre. Digamos un SI a la vida con Mayúsculas, siempre y en cualquier circunstancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *