“Siempre hay una segunda oportunidad para curar un cáncer de próstata”

Dr. LarreaLa Braquiterapia de alta tasa es una técnica innovadora para combatir los cánceres de próstata más agresivos o aquellos que reaparecen después de otros tipos de tratamiento.
El servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo ha sido uno de los pioneros en España en aplicar esta técnica y ahora presentarán los resultados de su experiencia en el congreso anual de la American Branchytherapy Society (ABS), el principal encuentro a nivel internacional sobre este tratamiento.

Tal y como explica el jefe del Servicio, el Dr. Luís Larrea, la branquiterapia de Alta Tasa es un procedimiento muy complejo y totalmente robotizado que consiste en dar una única dosis de radioterapia en la próstata durante pocos minutos, a través de unas agujas de nylon insertadas en la próstata con control ecográfico directo. La precisión es absoluta por lo que respeta a órganos cercanos como el recto y la vejiga y evita efectos secundarios como incontinencias urinarias, sangrados o retenciones de orina. Además, se trata de un procedimiento quirúrgico de corta estancia, por lo que el paciente puede recobrar su actividad normal en pocos días.

Los resultados obtenidos por el equipo del Dr. Larrea y que comunicarán en esta jornada son muy esperanzadores. Como el propio Larrea confirma, “el 100% de los casos tratados están controlados”. Al tratarse de una técnica que tiene pocos años de existencia, es pronto para hablar de curación total, un cáncer no se da por curado hasta que pasan 10 años de su tratamiento sin recaídas. Aún así, en ninguno de los casos tratados por este equipo médico del Hospital Nisa Virgen del Consuelo con esta técnica  ha reaparecido la enfermedad.
El Dr. Larrea señala que esta técnica está especialmente indicada “en aquellos casos en los que hay un mal pronóstico o cuando este cáncer reaparece después de haber sido tratado por medio de otras técnicas”. Tal y como él mismo dice, “siempre hay una segunda oportunidad para curar un cáncer de próstata”.
Para llevar a cabo este tratamiento, el Hospital Nisa Virgen del Consuelo cuenta con el equipamiento humano y  técnico más complejo. El Dr, Larrea asegura que  “en estos momentos no existe tecnología más novedosa en el mundo”. El equipo de braquiterapia de alta tasa, Flexitron®, es un equipo roborizado con 40 canales de tratamiento y capaz de situar a una microfuente radiactiva de Iridio-192 en miles de puntos con tiempos variables para administrar la dosis planificada con precisión milimétrica y temporización de décimas de segundo.

El planificador utilizado, Simuplan, esta desarrollado por el equipo de radiofísica hospitalaria del Hospital NISA Virgen del Consuelo y el Profesor Conrado Pla, habiendo obtenido la certificación de la FDA.

 

ONDA3.COM|NISA|Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *