Sin evidencias de riesgos para la salud al usar teléfonos móviles

No hay ninguna evidencia científica de que la exposición al campo electromagnético de bajo nivel de los teléfonos celulares y otros dispositivos de transmisión produzca efectos adversos para la salud, según un nuevo informe presentado por un comité de especialistas en Noruega.

En su informe, este comité también hace recomendaciones a las autoridades sobre la gestión de riesgo y las prácticas regulatorias.

El comité ha evaluado los riesgos para la salud de los campos electromagnéticos de bajo nivel generados por los transmisores de diversos dispositivos de uso común. Estos campos electromagnéticos se encuentran alrededor de los teléfonos móviles, los inalámbricos, las redes inalámbricas y otros aparatos de comunicación. El comité ha evaluado la potencia de los campos y si estos suponen un riesgo para la salud, las prácticas regulatorias actuales, y si se alcanzan los valores límite máximos para la exposición a tales campos.

Los campos electromagnéticos de bajo nivel se generan cuando las antenas de los teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos transmiten señales de radio.

Las autoridades sanitarias han determinado que los valores límite para los campos electromagnéticos alrededor de los transmisores en los teléfonos móviles y otro equipamiento parecido deben ser iguales a los recomendados por la Comisión Internacional para la Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP, por sus siglas en inglés).

Los valores límite asociados a los umbrales de riesgo potencial están situados, con un amplio margen de seguridad, por debajo de los valores de campos lo bastante potentes como para causar un calentamiento dañino para los tejidos. La ICNIRP no ha observado otros efectos adversos para la salud por debajo de esos niveles.

Específicamente, los valores límite para los campos están 50 veces por debajo del nivel capaz de producir el calentamiento de tejidos humanos o la estimulación de células del sistema nervioso.

Debido al creciente interés público por el tema, el gobierno noruego pidió al citado comité de especialistas evaluar si esos campos electromagnéticos de bajo nivel podrían causar algún efecto nocivo para la salud.

El Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Transporte y Comunicaciones encargaron al Instituto Noruego de Salud Pública el trabajo de designar al Comité de Especialistas. El Comité fue presidido por el profesor Jan Alexander, director general adjunto de dicho instituto.

El comité ha evaluado varios posibles efectos para la salud derivados de la exposición a los campos electromagnéticos de bajo nivel, y ha revisado las investigaciones efectuadas en cada área.

El grupo no ha encontrado ninguna evidencia de que los campos de bajo nivel alrededor de los teléfonos móviles y otros dispositivos con transmisores aumenten el riesgo de padecer cáncer, dañen la fertilidad masculina, causen otros daños al aparato reproductor o conduzcan a otras enfermedades y efectos adversos para la salud, como por ejemplo cambios anómalos en los sistemas endocrino e inmunitario.

Siempre hay un elemento de incertidumbre en todas las valoraciones de riesgo. El comité considera que en este caso la incertidumbre es pequeña. Hay un poco de incertidumbre asociada a las altas exposiciones a los campos de bajo nivel, como las experimentadas por personas que hayan hecho un uso extensivo de teléfonos móviles durante varias décadas. Hasta ahora, no ha sido posible estudiar debidamente a un grupo de personas con tal rasgo común. Después de todo, no han pasado tantos años desde que la telefonía móvil comenzó a popularizarse, y no hay suficientes usuarios pioneros como para extraer una muestra poblacional adecuada de ellos.

En los estudios sobre animales expuestos a lo largo de toda su vida a tales campos electromagnéticos de bajo nivel, no se ha obtenido evidencia alguna de que esos campos provoquen cáncer.

No obstante, el comité cree oportuno que las investigaciones sobre el tema prosigan.

ESMASACTUAL|Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *