Solo dos números gordos y la prueba de los nueves

Por EMILIO CASTELLOTE. Periodista

Leo con detenimiento lo que la prensa comenta sobre los PGE, con diversidad de opiniones. No solo la prensa estuvo atenta, pues desde Bruselas y Berlín se han valorado positivamente las modificaciones en el control del gasto, no me gusta denominarlo recortes ni reformas, pues suena demasiado a chapuza, a provisionalidad.

Está bien eso de gastar menos e insistir que Educación, Sanidad, Pensiones y Funcionarios no padecerán, digo que está bien, siempre y cuando que en estos campos se analice detenidamente su gasto y se controle de igual manera, que lo están llevando a cabo en el resto, pues seguro que hay partidas o negociados o sociedades, que se instituyeron hace décadas y están vigentes sin necesidad, con personal e incluso sin que su función se justifique actualmente, como hemos conocido en otras áreas. Por corregir esto no se deteriora nada, bien al contrario, ese gasto inútil podrá desviarse para ser aplicado ese dinero, en donde se necesite verdaderamente.

Me sorprende que no se hable en las macro cifras, de unos números gordos. Que no se hable de ellos, de algo tan urgente y sencillo como: “cuándo y cómo vamos a empezar a producir” , pues una cosa es gastar menos y otra bien diferente trabajar para empezar a ganar dinero, y poder pagar la deuda, esto sí que daría confianza. Pues los que aprietan no son los mercados, son los acreedores.

Según las noticias económicas de Nov. 2008 la construcción, y su alargada sombra, números gordos a los que me refiero, representaban el 39,7 % del PIB español y el 17% del empleo. Estas eran las cuentas cuando en España se producían 700.000 viviendas /año, en aquella orgia de liquidez. Estos datos fueron anunciados por los ministros de entonces Sres, Solves y Sr. Sebastian. Mi afición a hacer la prueba de los nueves, desde que me la enseñaron para cuadrar algo, me dice que en este mismo momento la actividad de la construcción difícilmente alcanza las 50.000 viviendas/año lo que representa el 2.83% de aquel PIB, ahora negativo en unas decimas.

Y mi pregunta se encamina a saber: cuáles serán las medidas con las que piensa el gobierno incentivar a la iniciativa privada, para suplir a la construcción y para que España crezca al 2,5% anual, por ejemplo, en los próximos ejercicios. Pues sustituir al “denostado ladrillo” por algo sostenible y no especulativo, representa en mi humilde opinión, un desarrollo desorbitado en I+D+I y al menos 50 años necesarios para obtener sus frutos. Es decir el 39,7 menos 2,83 % = 36,87% porcentaje de actividades productivas necesarias a crear con urgencia. Según aquellos números, habrá que alcanzar aquellas cifras de ingresos que son las necesarias para mantener…..lo que se pretende mantener, y así se nos está asegurando que será…. sin decirnos como piensan que podrán hacerlo los emprendedores. Pienso que todos los problemas en la vida, aunque no sean matemáticos, tienen su prueba de los nueves y la de este no me cuadra.

Con el parque de viviendas y edificios de oficinas, que entre bancos y promotores soportan sin vender ni ocupar, difícilmente el empleo podrá crecer por esta actividad, pues nada se construirá. Así es que aunque el crédito fluyera para las Pymes, que nadie espere, que estas se conviertan en empleadores de la noche a la mañana; pues tan solo se contrata personal cuando hay trabajo en perspectiva, con continuidad y este puede aportar beneficio.

Debería de tenerse mucho cuidado con no atacar frontalmente a la economía sumergida. Esta produce unos artículos, llamemos así a pequeñas obras, pequeñas manufacturas, pequeñas reparaciones, que no soportarían la carga impositiva si a la luz tuvieran que salir. En mi modesta opinión La Economía Sumergida y Caritas mantienen la paz social. Pues ya hay voces en Europa que no se explican como en España, con sus cifras de paro, no se producen conatos de asaltos o saqueos a los supermercados, llamémoslo “intranquilidad social”.

Muchas veces tengo nostalgia de aquellos Pagares del Tesoro al Portador, que te remuneraban los intereses, con otro pagare al portador, y eso lo cobrabas en ventanilla de cualquier banco. El dinero negro hoy se refugia en los billetes de quinientos y en el calcetín, con aquella solución, se conocía la cifra real acumulada y el dinero estaba trabajando. Sería difícil de digerir también para la UE esta solución, pero más fácil que la “intranquilidad social

Por otra parte el gobierno debería de responder debidamente a la oposición, al primer partido cuyo líder y vocero, ha sacado a relucir la mejor prosa sindical, para explicar al pueblo…. al que se dirige, razonando torticeramente, como el gobierno actual engaño en su programa. Parece ser que echa de menos un gobierno que dijera que seguimos estando en la Champion League, pasando a Francia y a Italia en el Turmalet. Ese pueblo al que se dirige, debe de haber llegado ayer a España en patera y no sabe que esto que ahora se está haciendo, lo debería de haber hecho hace al menos cuatro años el gobierno socialista cuando él era su vicepresidente, y ahora estaríamos mejor y recuperándonos, pues el agujero actual seria menor.

Esto hay que decirlo y repetirlo hasta la saciedad con mayor insistencia que la de Rubalcaba, el que con su dedo índice tieso, critica con energía y desfachatez, “que se esté taponando la vía de agua, que el socialismo abrió, bajo la línea de flotación de España”. Al tiempo penalizar a los Sindicatos, para neutralizar sus arengas revolucionarias, mediante restricciones económicas más dolorosas, por haber actuado como colaboradores necesarios de aquellos gobiernos que nos llevaron a esta situación extremadamente crítica. Es plausible que se tramite con urgencia la ley, por la que los Sindicatos o los que fueren, sean responsables subsidiarios de los desmanes cometidos, durante las manifestaciones por ellos convocadas. Como plausible seria que nada se contemplara con los nacionalismos, no son necesarios para aprobar lo conveniente para España, no se sienten españoles y por consiguiente quedan fuera de los intereses de nuestra nación. Como plausible también seria que desapareciera el agujero negro de la TV, o el de los subsidios agrícolas etc etc. Claro lo del PER ahora…… va a ser imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *