Tabarca: un paraíso isleño en la Costa Blanca Mediterránea

La visita a la Isla de Tabarca, es una excursión casi obligatoria, para todas las personas que visitan la Costa Blanca. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y se encuentra frente a la Ciudad de Alicante, municipio al que pertenece, a once millas náuticas y muy cerca del Cabo de Santa Pola.

En realidad más que de una isla, se trata de un pequeño archipiélago, compuesto, aparte de Tabarca, por los islotes La Cantera, La Galera y la Nao. Posee una longitud aproximada de 1.800 metros y una anchura máxima de unos 400 metros.

Las principales actividades en la isla son la pesca y el turismo. La flota pesquera se compone de una quincena de embarcaciones, con tripulaciones de 2 ó 3 personas, con su base principalmente en Santa Pola o en Alicante, aunque algunas pertenecen a la Cofradía de Pescadores de Tabarca.

HISTORIA

Coincide en el tiempo (1.768) el rescate de 69 familias de origen genovés que habían sido hechas prisioneras por el Rey de Argel al conquistar éste, la isla tunecina de Tabarka donde vivían y se dedicaban a la pesca de coral rojo.

Gracias a las gestiones de Fray Juan de la Virgen, ante el Rey Carlos III, los genoveses fueron liberados (1.768) y conducidos a Alicante donde fueron alojados en la Isla de Tabarca. Es en este momento cuando la isla pasa a llamarse de Nueva Tabarca.

Junto a los nuevos habitantes se destinó a la isla un destacamento militar que aseguraba la defensa frente a cualquier incursión marina. La base económica de estas familias, fue principalmente la pesca artesanal y secundariamente los servicios de apoyo al destacamento militar, que completaban sus escasos ingresos.

En la actualidad, hay una población permanente en invierno de unas 70 personas, multiplicándose por diez la población permanente en época estival.

En estos mismos meses, la población de visitantes diaria es de unas 3.000 personas en los meses de máxima afluencia. La actividad turística se produce, fundamentalmente, entre los meses de Abril a Octubre.

QUE VISITAR

MURALLA: Su perímetro se adapta al de la isla. Está construida en piedra, con las caras exteriores en sillería. La Muralla posee tres puertas, todas de estilo barroco.

PUERTA DE LEVANTE O DE SAN RAFAEL: Está situada al este y se trata de la vía de comunicación entre la ciudad y el campo, donde se halla el Puerto.

PUERTA DE LA TRANCADA O DE SAN GABRIEL: Es la puerta oeste y en sus alrededores se han hallado enterramientos de época romana.

PUERTA DE TIERRA, DE ALICANTE O DE SAN MIGUEL: Es la menor y se abre a una pequeña cala, en la que se encontraba el antiguo Puerto.

IGLESIA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO: En 1769 ya existía una pequeña capilla, que se amplió a iglesia y fue bendecida en 1770. Tanto el Pórtico, como los huecos de las ventanas son de inspiración barroca.

CASA DEL GOBERNADOR: En conjunto, se trata de una edificación de dos plantas y cubierta a cuatro aguas.

TORRE DE SAN JOSÉ: Sus antecedentes están en las construcciones realizadas en los siglos XIV y XV y está situada en el tercio oeste del campo.

EL FARO: Se inauguró en 1854 y se trata de un edificio de grandes dimensiones que sirvió de escuela de fareros. Estilísticamente pertenece al neoclasicismo.

MUSEO NUEVA TABARCA: Fundado en 2004, se centra en el estudio y difusión de las relaciones que las poblaciones costeras han establecido, a través del tiempo, con su entorno natural, empleando como paradigma la Isla de Tabarca.

ENTORNO NATURAL

El conjunto del archipiélago de Tabarca reúne una serie de condiciones que le hacen merecedor de un especial interés.

Por un lado sus características geológicas, biológicas y ecológicas, su aislamiento y su estado de conservación, que propician la existencia de ecosistemas terrestres y marinos muy interesantes.

Y por el otro, su condición de conjunto urbano fortificado, uno de los escasos ejemplos actuales de arquitectura militar en el litoral español y la existencia de abundantes yacimientos arqueológicos.

En base a estas condiciones la isla fue declarada Conjunto Histórico Artístico y sus aguas han sido declaradas, Reserva Marina del Mediterráneo, por su excelente calidad y por la biodiversidad de su flora y fauna.

Reserva Marina. Situada en las aguas circundantes a la isla, fue declarada en 1986, lo que la convierte en la primera reserva marina de España.25 Es un auténtico refugio tanto para la flora como para la fauna marina.3

Cueva del Llop Marí. Se sitúa en la vertiente meridional de la isla, bajo las Murallas. Presenta dos bocas contiguas con acceso por mar, y es visitable por embarcaciones de pequeño calado, con un recorrido de 100 metros.

Playa de Tabarca. De unos 200 metros de largo, por unos 20 de ancho, seguro que el visitante disfrutará mucho bañándose y buceando en sus cristalinas aguas.

Existen múltiples salidas, con mayor o menor regularidad en función de la temporada, desde el Puerto de Alicante, en un cómodo paseo marítimo de aproximadamente una hora de duración. También se puede acceder a la Isla desde; Santa Pola, Guardamar, Torrevieja o Benidorm.

Una vez en la isla, los visitantes podrán disfrutar de:

Calas y playas de aguas transparentes y de un pintoresco puerto marinero.

De una excelente oferta de restauración, con la posibilidad de degustar el tradicional “caldero”, el plato típico de la isla.

De sus Fiestas Mayores, que se celebran en honor a San Pablo, Patrón de la isla, y a San Pedro el 16 de julio.

ESMASACTUAL/Josevi Espinosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *