Toda una vida me estaría contigo

images

Por Manuel J. Ibáñez Ferriol. Editor de ONDA3.COM.- El bolero, es una de las expresiones musicales más cargadas de sentimiento, que transmite, desde la sencillez de sus letras, una paz interior, especial. El mundo de los recuerdos, está presente siempre en nuestras vidas, unos gratos, otros amargos, pero en definitiva, yo los considera vivencias. 

Y se preguntarán: ¿porque hoy escribe así? La respuesta es de lo más sencilla: hace dos años, que mi madre partió hacia esa otra vida, que todos esperamos. Y lo hizo, en un acto sublime de amor hacia mi tía y hacia mi, su hijo. A las 10 de la mañana, tuvo un episodio muy desagradable, que no describiré, y una vez limpia y arreglada, mis buenas amigas enfermeras, me aconsejaron que me despidiera de ella, porque le quedaba ya poco. A las 11,15, nos trasladaban a la sección de cuidados paliativos, a través de un corredor espeluznante, dónde sentí que la parca nos acompañaba. Y tuve una sensación extraña que me recorrió todo el cuerpo, sentí un frío, se puede decir que aterrador, y note la presencia de unas luces espirituales que nos rodeaban tanto a mi madre, como a la auxiliar, como a mi. Supongo que algo iba a ocurrir, pero no sabía el momento, ni la hora, ni como se produciría. Solo tenía la certeza de que nos esperaban unos momentos dolorosos y tristes. Cuando llegó mi tía, me dijo: ves a solucionar cosas, que si ocurre algo, te aviso de inmediato. Así lo hice. Y estando para sentarme a comer, en casa de mis tíos, recibí la llamada. Eran la 13,23, había partido hacia la otra vida a las 13,17 horas. Mi padre, falleció a las 13,24 horas, con lo que ahora comprendo que fue él uno de los ángeles que nos acompañaron en aquel último viaje. ¿Coincidencia? Yo se, que no. Después de dos años, me siento cada vez más unido a ella, bueno a ellos. Pido por ellos en mis oraciones diarias, y tengo la sensación de que siempre están a mi lado animándome a seguir viviendo, dentro de todas mis limitaciones.

He tenido la suerte, de tener unos padres magníficos. Me quisieron con locura, me ayudaron a formarme como persona, como ciudadano del mundo, amando profundamente mis raíces, mi tierra valenciana. Me dieron todo su amor, su cariño, sus ilusiones, sus esperanzas. Fueron algo mas que mis padres: fueron mis mejores amigos. La comprensión, el cariño, el afecto, el apoyo cuando teníamos problemas, en definitiva éramos una familia, pequeña eso si, pero llena de amor compartido. Ibamos a todas las fiestas, tanto religiosas como civiles, a todos los eventos, y fuimos felices, porque entre nosotros había una llama especial que se denomina AMOR. En los momentos duros, éramos una piña. Sabíamos compartirlo todo: risas, llantos, emociones, situaciones adversas. Y reíamos cuando la situación lo requería. Nos poníamos serios y tristes, cuando había que serlo. Con el paso del tiempo, guardo en mi corazón todo lo bueno y desecho lo malo, bueno mejor dicho, lo adverso.

Pero hay muchas más cosas en el día de hoy. Todavía colea lo ocurrido en la Cridá, -fiesta que da comienzo a las Fallas de Valencia- y la alcaldesa doña Rita Barberá. Y analizo de forma institucional: a un acto, se debe ir sobrio, habiendo tomado un café con leche con un croissant. La imagen que estamos proyectando al mundo, nos debe hacer pensar en nuestra forma de actuar publicamente. Y no podemos tener actitudes contrarias, porque dañan la imagen y el prestigio de una gran Ciudad como Valencia. La representación de una ciudad histórica, no se puede ver empañada por haber tomado unas copas de más. Lo encuentro impropio y fuera de lugar, si fue lo que ocurrió -cosa que suponemos, porque no es la primera vez-, porque sin darnos cuenta, estamos representando al conjunto de la sociedad valenciana, a la que se sirve, y se debe de llevar una vida honesta e intachable, sin mancha, y con una vocación total de servicio a la comunidad. Lo que vimos y escuchamos -vieron en todo el mundo gracias a las nuevas tecnologías-, fue un espectáculo bochornoso, impropio de un represente público, que si, pudo tener un lapsus, se te puede quedar la mente en blanco, pero, debemos ayudar a que no se nos quede, haciendo un uso menor de sustancias nocivas, porque de lo contrario, nos ocurrirán cosas como la que pudimos ver. Las Fallas de Valencia, están por encima de ideologías políticas, y solo debemos escuchar la voz de la Fallera Mayor y de la Fallera Mayor Infantil de Valencia. Ellas son las auténticas protagonistas, son el eje central de toda una fiesta, de todo un pueblo que mueve a miles de personas. Y voy a recordar algo que hoy hace dos años viví: en la caja, no se van a llevar nada. El dinero y el poder, terminan en una caja de madera o en una urna cerámica. Precisamente la falla, renace de las cenizas. Queda inerte, pero gracias a ese momento, nace una vida fallera nueva, que como el ave fénix, se vuelve a elevar y dar todo lo mejor de cada uno de los miembros de una comisión.

Ahora el Debate sobre el Estado de la Nación. Cada grupo ha defendido una postura. Para unos, todo va mejor y nos estamos recuperando. Para otros, eso es una fantasía del partido gobernante. Los hay que no están nada de acuerdo con las políticas económicas, educativas, sanitarias y sociales. Vamos que opiniones hay para todos los gustos. Mañana, analizaré un poco las dos jornadas, pero solo dejo un pensamiento: Si no se hubiera robado a manos llenas por parte de TODOS -derechas, izquierdas, centro, nacionalistas, regionalistas y demás-, y se hubiera gastado por encima de nuestras posibilidades, ¿no estaríamos mejor? Pensemos y reflexionemos, porque de verdad tenemos necesidad de hacerlo.

Me van a permitir, que hoy ya me retire a mis tareas comunicativas, teniendo siempre en cuenta el título del presente artículo: Toda una vida. Acabaré asi: Toda una vida, me estaría contigo, no me importa el donde ni cuando, pero junto a tí. Hermoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *