Todas las entidades vecinales rechazan el jardín y el edificio junto al Micalet

valenciaelmiguelete
Tantos años de espera y resulta que a nadie le ha gustado la solución.

Ese sería el resumen de la situación del solar y el edificio llamado casa del Relojero, en la calle Micalet y donde el ayuntamiento y la Conselleria de Cultura han alcanzado un acuerdo para edificar en parte de la parcela, hasta un 40%, y rehabilitar la finca para un servicio público.

Carlos Sánchez-Pescador, portavoz de la plataforma cívica Paco Leandro, dijo ayer que el acuerdo llega 12 años tarde y la finca «se ha dejado caer», tomando como referencia un escrito de un servicio municipal donde se asegura que obligará a la reforma del inmueble.

Sobre el reparto de la parcela entre un jardín y una finca, habló de «parche» que no supondrá una mejoría para la zona, al menos como considera esta entidad que debería. La reivindicación pasa desde hace tiempo por construir una oficina de información turística que dé respuesta a los miles de turistas que pasan a diario por la zona.

La plataforma ha pedido formalmente la declaración de la finca como Bien de Interés Cultural. La solicitud se basa en que el escudo de la ciudad que luce la fachada, debajo de una lona protectora, tiene más de cien años de antigüedad.

A la vista del acuerdo anunciado por el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, todavía no oficial, Sánchez-Pescador adelantó que presentarán alegaciones a la definición de la parcela para un equipamiento.

La asociación de vecinos de Ciutat Vella también se ha mostrado contraria, aunque en su caso ha sido por construir en el 40% del solar. Rafael Mampel, como publicó ayer este periódico, también presentará alegaciones pero justo por lo contrario, es decir, para que se abra una gran plaza ajardinada y la dotación pública se traslade a la cercana sede de la Junta Municipal de Ciutat Vella, en la calle Micalet.

El gobierno municipal propugnó durante años el derribo de toda la edificación para un jardín, mientras que la Generalitat optaba por mantener la trama urbana. Al final, una solución que contenta a las dos partes pero que no ha gustado a ninguna de las asociaciones vecinales.

Sánchez-Pescador dijo que el inmueble tiene «paredes sólidas, de piedras sillares iguales a las del Micalet porque antes estaban unidos». De la casa del Relojero también destacó las vigas, en buen estado de conservación al menos hace años, cuando pudo visitar el interior de la finca. «El agua habrá hecho su efecto, eso desde luego, pero es recuperable», subrayó.

El plan de protección de la zona centro de Ciutat Vella también define la peatonalización del entorno de la Lonja, la plaza de la Reina y el doble sentido de la avenida Barón de Cárcer. El presidente de la asociación de vendedores del mercado Central, Francisco Dasí, comentó que esperan una «decisión negociada» sobre la fuerte remodelación de la planta viaria.

En principio consideró que las medidas anunciadas por el ayuntamiento son «adecuadas y positivas», aunque subrayó que cualquier alteración no debe perjudicar la llegada de vendedores y clientes al mercado. Los técnicos de Tráfico ya trabajan en las alternativas más viables para permitir la llegada de la EMT, los residentes y los vehículos de carga y descarga de material en sentido contrario al actual.

Dasí estimó que la primera dificultad será el acceso al parking de la plaza Ciudad de Brujas, de 800 plazas y todavía sin acabar. Está situado en la parte derecha de la calzada, en el sentido actual de la circulación, por lo que no habría una entrada directa desde el nuevo carril. El acceso al sótano del propio mercado también podría verse afectado, dado que el nuevo sentido iría por la calle Botellas a buscar la calle Murillo, en Velluters.

Acerca de la peatonalización de la Lonja, donde se permitirá el paso del transporte público, la carga y descarga y los residentes, el portavoz de los vendedores indicó que el ayuntamiento debe tener en cuenta en el proyecto que «aquí trabajan 300 comerciantes que deben poder seguir entrando sin dificultad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *