Un “fuego de campamento” interreligioso reúne a cristianos, musulmanes y judíos con el cardenal Cañizares en la “Ciudad de la Esperanza”

unnamed

Noticias ONDA3|AVAN|Redacción.- Responsables de fieles católicos, evangelistas, ortodoxos, musulmanes y judíos en Valencia participaron anoche en un “fuego de campamento” en torno a una hoguera en la “Ciudad de la Esperanza”, de la localidad valenciana de Aldaia, y oraron juntos por las víctimas del accidente aéreo en los Alpes franceses y por sus familias, así como compartieron testimonios sobre sus creencias.

En el encuentro, que estuvo presidido por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, participaron también personas sin recursos acogidas en la “Ciudad de la Esperanza”, así como estudiantes de la Universidad Católica de Valencia, que colaboran en su atención.

El cardenal Cañizares agradeció la celebración del encuentro interreligioso y aseguró que “verdaderamente nuestra esperanza es Dios que es amor, porque sin Él no será posible la paz y la convivencia entre los hombres”. Según destacó el purpurado “con Dios nunca hay barreras sino que une, Dios genera esa fraternidad de todos los pueblos, de todas las religiones, y de todos los hombres, y ésto- advirtió el purpurado- es necesario que lo digamos todas las religiones”.

Asimismo, el cardenal Antonio Cañizares animó a los presentes a “vivir la fe, a testimoniar la fe, y testimoniar a Dios en medio de los hombres para que los hombres vivamos en paz y en auténtica concordia reconociéndonos y respetándonos unos a otros en la dignidad inviolable que a todos nos pertenece”.

Centro Cultural Islámico de Valencia

unnamed (2)

Entre otras intervenciones figuró la del presidente del Centro Cultural Islámico de Valencia, Abdelaziz Hammaoui, presente en el encuentro de anoche, en el que expresó su convicción de que, en todas las religiones, “lo que compartimos, los valores, la fe, la dedicación y las inquietudes que todos ejercemos en el día a día son los mismos” así como “los propósitos, los fines y los sueños”.

El representante del Centro Cultural Islámico de Valencia agradeció esta iniciativa y aseguró sentirla “todavía más especial porque viene del `hermano mayor´ que “para mí, en un contexto como el nuestro que es el español, con tanta diversidad, el `hermano mayor´ es la Iglesia Católica, y las religiones minoritarias somos los `hermanos pequeños´ que necesitamos ser arropados y apoyados ante tantas dificultades y obstáculos que nos encontramos en el día a día”.

Testimonios de fe

En el encuentro celebrado en la “Ciudad de la Esperanza” también intervinieron la alcaldesa de Aldaia, Carmen Jávega; Sergei Prosandeev, párroco ortodoxo ruso de San Jorge; un matrimonio que profesa la “fe baha’i”; tres miembros de la Asociación judeocristiana; el sacerdote Josep Buades, en representación de CeiMigra; Andrés Valencia, responsable del Centro Ecuménico Interconfesional de Valencia y miembros del consejo de gobierno, profesores y estudiantes de la Universidad Católica de Valencia.

Durante la jornada, los participantes dieron testimonio de su fe a través de historias y opiniones con la finalidad de “compartir y crear un clima de fraternidad, libertad y respeto”, según ha indicado el sacerdote director de la “Ciudad de la Esperanza”, Vicente Aparicio.

La iniciativa fue coordinada por la comisión de Ecumenismo y Relaciones Interreligiosas del Arzobispado de Valencia. Precisamente, su presidente, el sacerdote Vicente Collado, señaló la importancia en la diócesis de Valencia de la labor, fines y trabajo de la comisión ante la necesidad de fomentar la unidad y el diálogo entre todos los cristianos en sus diferentes confesiones, y entre las diferentes religiones.

unnamed (1)

Igualmente, la organización repartió unas pegatinas de recuerdo y elaboró un estandarte conmemorativo. Finalmente, los asistentes compartieron una cena de fraternidad y fue suspendida la traca de fuegos artificiales, prevista como colofón del encuentro, en señal de luto por las víctimas fallecidas en el accidente aéreo.

En la actualidad, en las instalaciones de la Ciudad de la Esperanza son acogidas y reciben formación un total de 120 personas sin hogar y con escasos recursos que trabajan en diferentes módulos de reinserción socio-laboral, como los de imprenta, manualidades y empaquetado, entre otros. Además, también asisten a cursos de castellano, geografía, matemáticas y asesoramiento jurídico-laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *