Un hueso de un niño neandertal permite demostrar las diferencias anatómicas con el Homo sapiens

ferrassieIMG_0642sm

Noticias ONDA3 | Canal Investigación.- Una reconstrucción en 3D de los restos de un niño neandertal de dos años recuperados en los años 70 en Francia revelan la existencia de diferencias anatómicas entre los neandertales y nuestra especie, el Homo sapiens, incluso en los huesecillos más pequeños del cuerpo humano.

Así lo revela el estudio del investigador Ikerbasque en la Universidad del País Vasco (UPV), Asier Gómez Olivencia  publicado en la revista Journal of Human Evolution, según informa la universidad en una nota.

Los neandertales (Homo neanderthalensis) habitaron Europa y partes de Asia occidental desde hace 230.000 hasta 28.000 años atrás, coincidiendo durante los últimos milenios con el Homo sapiens sapiens, y se extinguieron por motivos aún discutidos.

El yacimiento arqueológico de La Ferrassie, excavado a lo largo de todo el siglo XX, es un enclave mítico debido a que allí se descubrieron siete esqueletos neandertales, desde fetos hasta esqueletos casi completos de adultos.

Entre los restos hallados en La Ferrassie se encuentra el esqueleto de un niño neandertal de 2 años encontrado entre los años 1970 y 1973 y bautizado como La Ferrassie 8 (derecha), y que ha servido, más de 40 años después de ser descubierto, para arrojar nueva luz sobre la anatomía de esta especie extinta.

El estudio comenzó con la revisión de las colecciones del Museo de Historia Natural de París y el Museo d’Archéologie National de St. Germain-en-Laye relacionadas con las excavaciones de La Ferrassie en 1970 y 1973.

Allí se recuperaron 47 nuevos fósiles pertenecientes a La Ferrassie 8, que completan más su esqueleto: restos craneales, de mandíbula, de vértebras, de costillas y falanges de mano.

Entre los restos cabe destacar un hueso temporal izquierdo muy completo, en el interior del cual se encontraba un huesecillo del oído: un estribo completo. Mediante técnicas de reconstrucción virtual 3D, se pudo “extraer virtualmente” ese huesecillo y estudiarlo.

Este estribo es el más completo del registro neandertal y certifica que existen diferencias morfológicas entre nuestra especie y los neandertales, incluso en los huesecillos más pequeños del cuerpo humano.

Asier Gómez apunta que todavía no conocen “la relación entre estas diferencias morfológicas y la audición de los neandertales. Esto supondrá un nuevo reto en el futuro”, ha rematado.

En el estudio también han participado investigadores del CNRS de París y de Burdeos, y el hecho de que un descubrimiento de semejante relevancia haya sido realizado gracias a la revisión de restos excavados en la década de los 70, supone para el investigador una prueba de la “importancia y la necesidad de revisión de excavaciones antiguas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *