Un librero desafía a los Borgia

10837412Con catorce años le dijo a su padre que quería ser escritor. El hombre le miro de arriba a abajo y espetó: «Con eso vas a pasar mucha hambre».

Semanas después entró en una imprenta como aprendiz. Cursó el bachillerato nocturno y los estudios de Ingeniería Industrial gracias a los sueldos de todo tipo de trabajos. Lo fichó Paramount Pictures. En 2008, cuando una brutal crisis económica se abría bajo los pies del primer mundo, rompió con todo. Abandonó su trabajo en la multinacional para enfrentarse al folio en blanco. Aparcó su estabilidad laboral para ser escritor. Y, pese a su advertencia paternal, no pasa hambre.

No dejó su empleo con un pan bajo el brazo sino con más de 100.000 ejemplares vendidos de sus primeras novelas y el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio. Con ‘Prométeme que serás libre’ consagró su idilio con el público. Ahora retoma su relación con sus miles de seguidores gracias a ‘Tiempo de cenizas’.

En esta novela figuran personajes históricos como Gran Capitán, Maquiavelo y, sobre todo, los Borgia. Se fijo en esta familia valenciana porque «vivieron en la mejor época de España, en la más esplendorosa del país y fascinante desde el punto de vista literario. Emprendieron hazañas que asombraron al mundo, no sólo porque accedieron al Papado sino porque conquistaron el centro de Italia con valencianos», matizó.

«Los Borgia son los españoles más internacionales quizá por esa leyenda negra que arrastran», subrayó. El escritor catalán no dudó en señalar a Víctor Hugo y Alejandro Dumas como amplificadores de una mala fama de la saga valenciana. Con sus novelas lograron ensuciar la imagen de los Borgia y alejarla de la realidad histórica.

«Los Borgia eran los más poderosos de la tierra en su época». El pontífice Francisco I, no porque, a juicio de Molist, «la institución papal ha evolucionado, quizá por obligación, y ahora está más libre de poder». A los todopoderosos Borgia se enfrentan Joan y Anna, que regentan una librería en Roma, en ‘Tiempo de cenizas’.

Tanto en el siglo XV como el XXI, los traidores, desleales, bellacos e infames pueblan las instituciones. Respecto a qué villanos son peores si a los que se enfrentaron los Borgia o los actuales gobernantes, Molist distingue que a los primeros no se les votaba y los que sí reciben la confianza del ciudadano «están engañando porque han ido a su provecho». No duda de que ahora los españoles «estamos despertando de un sueño, es decir, estamos viviendo un tiempo de cenizas». Lo bueno de darse de bruces con la realidad es que existe una indignación popular, que los periodistas sacan a la luz los abusos del poder y que los jueces se enfrentan al poder.

En su novela rinde un homenaje al libro y a los libreros, algo que ya hizo en ‘Prométeme que serás libre’. Es un apasionado del papel y no sucumbe al ebook. «Tengo un lector electrónico, sí, pero apenas lo utilizo como una forma de manifestar cierta resistencia romántica», aseguró.

En el tiempo que refleja ‘Tiempo de cenizas’, las librerías eran el símbolo del conocimiento y de la palabra como si fueran las armas que empuñar en la lucha contra el poder. «Ahora este protagonismo recae en internet», admitió. La red de redes es, a juicio del autor catalán, un invento revolucionario como en su día lo fue la imprenta.

Eso sí, «el libro físico no perderá su liturgia porque, cuidadito, es un formato tremendamente avanzado», defendió. Así, no se imagina un mundo donde las librerías sólo formen parte de un museo.

Con su última novela, Molist confirma su tendencia a la novela histórica pero avanzó que quizá vire en su próximo título: «Lo fácil sería continuar el mismo camino, pero no lo voy a hacer».

Rechazó que la novela histórica viviera un ‘boom’ en España ahora amenazado por el género negro. «No hay burbuja de novela histórica, desde el Romanticismo hasta aquí se han escrito títulos de este género». En la literatura, para él, lo esencial es que la trama «contenga emociones, pasiones, suspense, aventura, sentimientos. quiero que el lector se lo pase bien. Si luego mis investigaciones aportan algún dato novedoso, pues es un orgullo».

 

ONDA3.COM|Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *