Un loft a todo color

Petit-loft-sejour_carrousel_gallery_xl
Una reforma muy ingeniosa convirtió este antiguo local comercial en un moderno loft, donde el salón, la zona de trabajo, la cocina y el comedor comparten espacio.

El comedor, con ligeras sillas y mesa de cristal y metal, se colocó en un retranqueo de la pared y enlaza la cocina con el salón. Se pintó con pintura de pizarra negra para destacarlo y poder dejar mensajes, realizar dibujos.

Un ala con estantes y armarios en un lado, y cajones en el otro, sirve para delimitar la cocina y deja espacio para acceder a ella sin necesidad de ninguna puerta.

ESMASACTUAL/Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *