‘Un mercader de Venecia’ en la Sala Russafa

El último mes de esta primera temporada de Sala Russafa está dedicado a propuestas que rara vez encuentran un hueco en la oferta de cultura y ocio de la ciudad. La programación escénica de junio se centra en piezas que utilizan el teatro clásico como una herramienta para la integración, la normalización, la investigación, la ruptura de prejuicios, el aprendizaje….

El primer Festival de Talleres de Teatro Clásico (del 2 al 24 de junio) se articula bajo el lema “Conociendo a Shakespeare” y reúne las creaciones de diferentes grupos que han partido de los textos del genial dramaturgo inglés.

Esta semana es el turno de la propuesta del Taller Sala Russafa, que ha formado durante cinco meses a sus alumnos en diferentes áreas de las artes escénicas: desde la interpretación a la producción pasando por la dirección, el vestuario, la escenografía… El objetivo ha sido dotarles de conocimientos básicos para poner en pie un montaje teatral de manera autónoma.

El grupo, dirigido por Chema Cardeña, se ha enfrentado al reto de poner sobre las tablas “El mercader de Venecia”, una de las historias más complejas de Shakespeare porque se entrecruzan numerosas tramas y personajes. La acción arranca con Bassanio, un noble venido a menos que se ha enamorado de la rica heredera Porcia. Cree que para conseguirla necesita 3.000 ducados y se los pide a su amigo Antonio, un mercader que ha empleado todo su capital en sus barcos, con los que hace viajes comerciales al extranjero. Antonio, para poder ayudar a Bassanio, decide pedir prestado el dinero al judío Shylock quien accede al préstamo a condición de que, en caso de no devolver el dinero en la fecha fijada, se salde la cuenta con una libra de carne del propio Antonio.

Esta pieza del autor inglés, una de las más reconocidas de su obra, versa sobre la codicia, la amistad, el amor y la justicia. El Taller Sala Russafa se ha propuesto demostrar que los clásicos lo son por la habilidad con que tratan temas universales, manteniendo su mensaje pese a la evolución de las propuestas dramáticas y los enfoques novedosos. Para el I Festival de Talleres de Teatro de Sala Russafa, el grupo dirigido por Chema Cardeña le da la vuelta a “El mercader de Venecia” con un original montaje llevado a escena por trece actores, lleno de música e inspirado en el cabaret de los años 30.

Un mercader de Venecia
Dirección: Chema Cardeña
Intérpretes: Marta Aparicio, Rubén Aranda, José Blasco, Jonatan Cantos, Rosa López, Jessica Martínez, Sergio Moreno, Malva Ordiñaga, Arantzazu Pastor, Arturo Roldán, Nina Romero, Laura Sanchís y Ernest Sendín.
Iluminación: Ximo Rojo

Sinopsis: El Taller Sala Russafa pone en escena “Un mercader de Venecia” con el objetivo de darle vuelta a esta pieza maestra de William Shakespeare. Partiendo de la premisa de que los clásicos lo son por la habilidad con que tratan temas universales, manteniendo su mensaje pese a la evolución de las propuestas dramáticas y los enfoques novedosos, Cardeña dirige un montaje novedoso con 13 actores en escena, lleno de música e inspirado en el cabaret de los años 30. Un nuevo enfoque para contar la historia del mercader que, por ayudar a su amigo enamorado, se endeuda con un rico banquero que le pedirá una libra de su propia carne si no devuelve el dinero prestado.

ESMASACTUAL/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *