Un trabajo realizado en el Hospital General premiado en el Congreso de Psicooncología

David-Rudilla_Hospital-General-de-Valencia-1024x768REDACCION/CHGV | ONDA3.- David Rudilla, psicólogo clínico de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital General de Valencia, ha recibido el premio a la mejor comunicación presentada en el último congreso nacional de la Sociedad Española de Psicooncología, celebrado vado el lema: “En búsqueda del sentido”.

El trabajo presentado, del que es coautor junto a Pilar Barreto y Amparo Oliver de la Facultad de Psicología de la Universitat de València, se titula: “Estudio comparativo entre el counselling y la Terapia de la Dignidad en cuidados paliativos”. Sus resultados se presentaron ante una comunidad científica de más de 300 profesionales de la Psicooncología.

Su contenido toma como base la experiencia del sufrimiento espiritual o existencial hacia el final de la vida que se explora con un análisis de las correlaciones conceptuales sobre este sufrimiento. Estas correlaciones son la desesperanza, la carga para los demás, la pérdida de sentido de la dignidad y el deseo de la muerte o la pérdida de la voluntad de vivir. Para trabajar con estas claves se ha hecho un seguimiento exploratorio sobre una muestra de treinta pacientes, atendidos en la Unidad de Hospitalización a Domicilio (UHD) del Hospital General Universitario de Valencia, a los que se ha tratado con cuidados paliativos.

Los trabajos presentados en el área de intervención psicológica se han encaminado hacia el abordaje de estas necesidades en torno al sufrimiento existencial han mostrado sobradamente pruebas de eficacia. En este encuadre se han desarrollado técnicas específicas como la Terapia de la Dignidad que implica el abordaje de contenidos que tradicionalmente se han trabajado desde el marco del counselling, como técnica de comunicación ampliamente validada.

Para la recogida de datos utilizaron registros como: el termómetro emocional, HADS, Inventario Dignidad y QLQ-C30, todas ellos herramientas para recoger variables tanto sociodemográficas como de antecedentes psicopatológicos, así como variables relacionadas con la enfermedad, lo que ha permitido llevar a cabo una comparación estadísticas para detectar diferencias o aproximaciones entre los resultados obtenidos a partir de estos dos tipos de abordaje.

De los resultados finales del estudio David Rudilla destaca: “Que no existen diferencias estadísticamente significativas entre los beneficios por un tipo de intervención u otra, por lo que se puede concluir que independientemente del tipo de terapia empleada, el hecho de que se intervenga la esfera emocional y psicológica del paciente paliativo ofrece resultados de mejor calidad de vida para él y sus familiares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *