Un Zaragoza bullicioso sale goleado del Bernabéu

Dos zarpazos de un conformado Real Madrid o dos pájaras de un ilusionado Real Zaragoza fueron suficientes para que ayer se registrara una goleada local (4-0) en el Santiago Bernabéu.

Resulta difícil enfocar el análisis dejando de lado el resultado así que, resumiendo el partido, los de Jiménez no dominaron las áreas y los de Mourinho sí. Es imposible hablar de un buen partido del Real Zaragoza, se puede hablar de orden -en todos los sitios menos en las áreas-, de ambición, de descaro, se sensaciones puntuales… Pero si hablamos puramente de fútbol hay que recordar que se encajó otro gol de estrategia -muy mal defendida ayer- y que el Madrid pisaba el acelerador y creaba problemas.

El Zaragoza se estiró más de la cuenta y llegó a los dominios de Casillas, hubo un remate al larguero y un gol anulado injustamente a Postiga que hubiese sido el 2-1. Los aragoneses estuvieron alegres y valientes ante un rival que evidenció ser infinitamente superior en las fases del juego que marcan un partido.

Nunca históricamente en el Zaragoza se hubiese analizado un partido como el de ayer de una manera tan amable por la mayoría de la prensa, pero desde que los rectores y los entrenadores se han empeñado en empequeñecerlo, se valoran las sensaciones puntuales de vida que se emiten en algunas ocasiones en los campos de los grandes. Jugándose la vida, el año pasado hubo un partido similar en el Camp Nou y sucedió algo parecido. Pero la cruda realidad es que al Real Zaragoza actual, y en condiciones normales, no le alcanza para disputar el resultado a estos equipos tan superiores.

A partir de esta reflexión, podemos decir que Jiménez sacó un once que se puede considerar de gala, que Álvaro y Loovens pueden garantizar seguridad ante rivales de menor entidad, que el centro del campo tiene poso y jerarquía, que Víctor suma y siguen sin arrugarse y que Postiga está en un momento dulce. Es el camino para no llegar a las últimas jornadas en una situación tan dramática como los dos cursos anteriores, pero no para tachar el partido de ayer como bueno. Duró 25′ y fue un 4-0…

EML|J.Villanueva|Fotos:JF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *