Una acuarela valenciana de 150 metros

page0048
Por RAFAEL BRINES LORENTE. Periodista y Escritor.
Solamente le faltan unos doce metros para concluirse antes de fin de año. La obra comenzó en el 2011 y podría ser incluida en los registros de Guiness por sus dimensiones y su belleza.

La lleva a cabo un acuarelista valenciano, Rafael Boluda Vidal, que en el arte de la pintura al agua la más difícil, pues no permite rectificar posibles errores ya creó hace dos décadas en su pueblo originario materno, Llanera de Ranes, el Museo de la Acuarela que lleva su nombre.

El pasado mes, dicho Museo celebró el «Primer Certamen Nacional de Acuarela», que atrajo a numerosos artistas del pincel, y que concedió valiosos premios, siendo distinguidos los ganadores: Jose Simó, Amparo Ferriols, Mariano Bellver, Eduardo Manuel Gea, José Francisco Rams, Salvador Rodriguez-Bronchú, Fernando Taengua y José Galarzo.

Boluda Vidal, que en tiempos fue destacado dibujante de historietas, pronto se especializó en la acuarela, que, como decimos, tiene la dificultad de no poder rectificar un error; en algunas ocasiones hemos dicho que ese arte es como intentar hace los crucigramas con bolígrafo: No puedes borrar si te equivocas. Con su vasta carrera, ya logró el reconocimiento con la rotulación de su nombre en el Museo de Llanera, y ahora, ya veterano, ha iniciado, hace dos años, esta obra que es digna de admirar en su estudio valenciano.

Sobre un mecanismo que ha instalado al efecto, ha colocado un enorme rollo de papel de 150 metros de largo por 1,20 de alto. El grandioso «lienzo» llamémosle así tuvo que adquirirlo en Francia, y el papel, para que mantenga consistencia, tiene una envergadura de 365 miligramos. Empezó a pintarlo hace dos años, y lleva ya más de setenta y cinco cuadros, en una evolución del devenir humano, pues, según explica, esta basado en «El hombre y la mitología». Arranca desde la más remota antigüedad y ha llegado ya a la llegada del hombre a la luna.

Espera Rafael Boluda concluir su amplia obra antes de llegar al 2014, y bueno sería que alguna entidad valenciana oficial, artística, promotora acogiese esta extensa y amplia producción, inédita en la historia de la bellas artes del mundo y que puede y debe alcanzar el récord que hemos apuntado. Su autor tiene un amplio historial profesional; tiene piezas en museos de toda España en numerosas ciudades ha realizado exposiciones y también en el extranjero. ¿Habrá espacio en Valencia para mostrar los más de doscientos metros cuadrados de papel pintado al agua, o vendrán de fuera para exaltarlo? Esperemos que sea Valencia quien adopte esta genial iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *