Connect
To Top

Una boda de peso y mucho cristal

Toda novia brilla en el día de su boda, pero en el caso de Victoria Swarovski, heredera del lujoso imperio de cristales Swarovski, esto se ha cumplido de forma literal.

Como no podía ser menos, el diseño del traje, exclusivo dónde los haya, tenía que llevar los famosos cristales Swaroski. Y dicho y hecho. El diseñador no dudo en elegir algo más de medio millon de piezas de los cristales más famosos del mundo.

Victoria, quien además es una famosa cantante en su Austria natal, se ha casado con el inversor inmobiliario Werner Mürz en un romántico enlace celebrado en la catedral de San Giusto en Trieste, Italia, donde todos los ojos estuvieron puestos en la novia, como no, ya que lucía y brillaba de forma espectacular.

La joven de 23 años lució un impresionante vestido creado por el diseñador filipino con sede en Dubai Michael Cinco y valorado en 795.000 euros. Como era de esperar, no podían faltar los cristales de Swarovski cubriendo su estilismo: nada menos que 500.000 piezas brillando por todo el vestido. Por si no fuera suficientemente espectacular, este diseño de 45 kg de peso con tul, encaje y con detalles de efecto tatuaje tenía además una espléndida cola de seis metros de longitud.

La novia completó su estilismo con unos zapatos de Jimmy Choo que llevaban grabados en la suela las iniciales de la pareja, un ramo sencillo y la melena recogida en un moño bajo adornado por un largo velo, desfilando hacia el altar convertida en una auténtica princesa Swarovski. Una boda, de cuento de hadas, que seguro que los invitados no van a olvidar facilmente.

En su gran día, Victoria y Werner estuvieron acompañados por 250 invitados -entre ellos la presentadora Sylvie Meis-, amigos y familiares a quienes ya habían dado la bienvenida la noche anterior con una cena. El banquete de la boda tuvo lugar en el Hotel Falesia, en Portopiccolo, a unos 20 kilómetros de la catedral. Un lugar de ensueño, para un enlace lleno de cristales luciendo al unísono por la felicidad de la nueva pareja. Esta vez, sin cortes, sino como corresponde a toda una gran princesa.

Victoria es hija de Alexandra y Paul Swarovski. Mientras que su padre se dedica al negocio familiar, su madre es periodista. Por su parte, ella ha encaminado sus pasos a la música desde que era pequeña, y es especialmente popular por haber interpretado el la canción “There’s a place for us”, el tema principal de la película Las Crónicas de Narnia tres.

Nuestra enhorabuena, por esta boda con tanto cristal y glamour.

GALERIA DE FOTOS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Con Encanto